Hernán Cortés, el itinerario de una conquista

Desde los remotos comienzos de la Prehistoria, el hombre se ha revelado como un animal colonizador. A pesar de ello, tan solo unos pocos hombres han pasado a la Historia como colonos pioneros y descubridores de nuevos horizontes. Hernán Cortés es uno de ellos.

Ahora, cerca ya del 500º Aniversario de la conquista de México, el emblémático extremeño ha vuelto a la vida en la exposición “El itinerario de Hernán Cortés” del centro de arte Canal Isabel II de Plaza de Castilla. La muestra, un paseo en penumbra desde los confines de la Vieja España hasta el despertar del Nuevo Mundo, navega ahora por el ecuador de su estancia en Madrid, donde se podrá visitar hasta el 3 de mayo.

La exposición, que cuenta con la colaboración de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno de México, comienza haciendo un repaso de los principales movimientos migratorios a nivel mundial y, con más detalle, de las raíces culturales del país del hombre que más tarde ejecutaría una de las más grandes hazañas jamás vistas; la conquista de un imperio con tan solo un puñado de soldados de fortuna. Y es que Cortés, lector apasionado y gran admirador desde muy joven de históricos estrategas como Julio César y Alejandro Magno, superaría ampliamente los logros de sus antecesores en la conquista de México.

Llaman la atención las representaciones de las deidades que antaño adornaban los templos de sacrificio humano

Origen y conquista

Desde las invasiones de los pueblos celtas del norte y las campañas romanas en “Hispalis”, hasta la llegada de los musulmanes y la posterior reconquista cristiana, la exposición resume cómo el joven Cortés creció en una tierra de guerreros, removida por los vestigios de la batalla y sembrada con la riqueza de la expansión cultural. Quizá son estas raíces las que le empujaron a abandonar la Península y embarcarse en el año 1504 en la nave de carga de un armador andaluz en el puerto de Sevilla, rumbo al casi desconocido Nuevo Mundo.

Durante todo el recorrido, un compendio de mapas, cartas naúticas y documentos de la época guían al visitante por las rutas trazadas por los exploradores que partieron de España hacia lo desconocido. PersonajeS destacados como Vasco de Gama, Pizarro, Colón o Magallanes ocupan un modesto lugar en la exposición, en la que repunta la figura de Cortés, cuyos viajes y campañas colonizadoras están explicados mediante detallados audiovisuales.

Además, el visitante podrá sumergirse en la turbulenta experiencia de viajar en una nave española de principios del S. XVI, gracias a la sala temática que hace de puente entre el módulo dedicado a la Vieja España y el que muestra los hallazgos del Nuevo Mundo.

Entre los documentos históricos más interesantes que se presentan están las cartas que Hernán Cortés envió a Carlos V. En ellas, el conquistador extremeño refiere al monarca cómo, desoyendo las órdenes de Diego de Velázquez, gobernador de “La Hispaniola” (actual Cuba), avanzó por territorio desconocido de la mano de los “cempoalas” y “tlaxcaltecas”, pueblos indígenas aliados de Cortés y enemigos de la gran urbe azteca, además de algunas reflexiones y otros detalles y anécdotas de la campaña.

Sin las tensiones existentes entre los indígenas, a Cortés le hubiera sido imposible culminar su hazaña

Cabe destacar el apartado de la exposición dedicado a la propia ciudad de Tenochtitlán, y especialmente al arte azteca encontrado en ella. Durante la visita, pueden verse expuestas decenas de piezas originales, entre las que llaman la atención las representaciones de las viles deidades que antaño adornaban los templos de sacrificio humano (o “teocali”). Una genuina reproducción del tocado que supuestamente portaba el emperador Moctezuma en el momento de recibir por primera vez al conquistador, o piezas del codiciado oro azteca que, según la leyenda, tanto ansiaban los españoles, sirven para ilustrar algunas de las cosas que el visitante puede encontrar en su recorrido.

Es el propio puño de Cortés el que asegura que, sin las tensiones culturales entre los indígenas, le hubiera sido prácticamente imposible culminar la hazaña con éxito. Porque es bien sabido que todo gran imperio, antes de caer por mano de algún invasor, se descompone primero desde el interior. Lección que, tanto César, como Magno y Cortés, aprendieron de primera mano, ya fuera por las propias o las ajenas, pues pocos son los que conocen hoy a Hernán Cortés como un hombre de excepción.

La exposición permanecerá desde el 3 de diciembre de 2014, hasta el 3 de mayo de 2015, en Paseo de la Castellana 214, Madrid.

About Redacción

Redacción de cuv3.

1 comments

Esta es una muestra misteriosa, abierta a tantas interpretaciones. No podemos imaginarnos una muestra retrospectiva de Auschwitz organizada por la Fundación Himmler (es solo una extrema broma).
No es lo mismo pero la “noche triste”, fue una suerte de Hiroshima medieval que cayó en Tenochitlan.
Hice una ficción histórica-fantástica en wattpad de la colonización española, hay dos protagonistas centrales. Colón y Cortéz. En la esfera imaginaria de lo por venir, 3492, monté un mundo delirante donde escuché la voz de Cortéz y su adversario Colón.
Aquí el enlace a la novela por entregas, http://www.wattpad.com/story/32845982-kolon-3492

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.