Menos gasto y nuevos hábitos: efectos de la crisis en la Navidad

Desde que comenzó la crisis las Navidades ya no son lo que eran. Durante los felices años de bonanza económica, gastábamos por persona unos 814 euros entre comidas, regalos, lotería y ocio, mientras que en las Navidades pasadas el gasto fue de 455 euros según la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI). Hemos aprendido a pasar la Navidad en crisis.

El ocio ha sido la partida que más se ha reducido. De los 209 euros que nos gastábamos en 2008, ahora solamente dedicamos 60. Sin embargo, todavía nos resistimos a renunciar a una buena comida de Navidad y por eso es el apartado en el que más nos gastamos: 180 euros, aunque antes de la crisis la cuantía estaba en 245 euros.

De todos los españoles, los madrileños son los que más invierten en Navidad: 540 euros por los 390 de los canarios, los que menos gastan. Según Gustavo Samayoa, presidente de FUCI, “estos datos reflejan la realidad social de las comunidades. Donde hay una elevada tasa de paro los ciudadanos se ven obligados a abrocharse más el cinturón”.

Nuevos hábitos

Con la crisis también se han cambiado nuestros hábitos de compra. El 16% de los españoles intentará hacer todas sus compras a través de internet en estas Navidades según el Estudio Anual de Consumo Showroomprive Navidad 2015.

También nos influyen las redes sociales a la hora de realizar las compras navideñas. El 34% de los consumidores españoles aseguran que tienen previsto utilizar Twitter para tal fin. Una muestra más de los cambios que ha producido la crisis en Navidad: menos gasto y nuevos hábitos de compra.

About José María Álvarez de Toledo

Estudiante de 4º de Periodismo y EBS

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.