“La Nobleza sigue presente, pero se ha reconvertido”

El historiador y profesor universitario José Miguel Hernández Barral ha presentado en la librería Antes de Madrid su libro “Perpetuar la distinción(Ediciones 19), en el que hace un recorrido por la Nobleza española desde 1914 hasta 1923, con atención especial a personajes como el Duque de Alba. Hernández Barral, doctor en historia contemporánea por la UCM y profesor del Centro Universitario Villanueva, donde imparte clase de historia, desgrana en una entrevista con cuv3 algunos detalles de su libro.

“Es un libro para gente interesada en la historia”

Pregunta: ¿Qué le impulsó a escribir este libro?

Respuesta: Escribir un libro, y cualquier investigación en general, no se concibe como un producto acabado, lo que tienes es un proyecto  de muchas horas, eso es lo que te atrae, un libro es una culminación, es el proyecto que hay detrás. Yo creo que cualquier investigador tiene eso en la cabeza, el libro como culminación de un proyecto de investigación.

Decadencia social

P: ¿A qué tipo de público va dirigido?

R: Este es un libro de investigación con fuentes primarias, por tanto es un libro para gente interesada en la historia, en historia seria y en general aunque sea de investigación es para gente de ese período, el comienzo del siglo XX. Porque es para un público variado, también para los que le interesen los cambios sociales de la época, es el escenario de la Primera Guerra Mundial.

P: ¿Por qué 1914?

R: En realidad la fecha inicial deja más cuestiones en el aire que la final. Cuando lees el libro hay respuestas claras; la primera Guerra Mundial tuvo un impacto en España muy profundo aunque fuera neutral. La guerra provocó en España cambios sociales muy profundos, cambia la legislación de la Nobleza en estos tiempos. Por tanto la elección de esa fecha es por la evolución europea.

P: ¿Mención especial al Duque del Infantado?

R: El Duque del Infantado es un reflejo de la persistencia de la Nobleza, fue un modelo rompedor de la idea de la Nobleza, fue un innovador de iniciativas industriales, como la hidráulica Santillana. Además de esta novedad se añade que estuvo muy involucrado en la política. Se dieron muchos de los elementos que hicieron que la Nobleza fuese un ámbito de referencia. Por ejemplo, pasó de vivir en la Plaza de la Independencia, en un piso relativamente modesto, a un palacio en la Paseo del Prado muy destacado, lo que se convirtió en una manifestación de que la Nobleza seguía pesando.

En la actualidad

P: ¿Cree que la abolición del mayorazgo ha tenido que ver con la decadencia de la Nobleza?

R: Sí, supuso un gran vértigo para muchas familias que curiosamente veían cómo desaparecía la red. También se junta mucho el azar, las familias que tenían mucha descendencia lo tenían complicado. La reordenación del patrimonio es clave.

P: ¿Cree usted que hoy en día queda algo de esa gran España?

R: Sí, sobre todo estos días que ha vuelto la grandeza a las noticias con la muerte de la duquesa de Alba, y en gran medida creo que esto ha podido confundir un poco. En la actualidad no se puede hablar de ese mismo impacto como en aquel periodo, sobre todo porque ahora esa presencia sería algo puntual, muy excepcional, como la duquesa de Alba. Lo que ahora es excepcional es una referencia generalizada. Ahora siguen presentes, no se ha producido una renuncia sino una reconversión; muchos tienen interés por mantener los títulos pero no desde la Nobleza.

About Alejandra Palomino

Estudiante de periodismo 4 cursó universidad Villanueva

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.