En JUST EAT, el cliente es uno más de la familia

Pedir comida a través de un smartphone o cualquier otro dispositivo que tenga internet ya es posible gracias a JUST EAT. Es una aplicación para pedir comida online a domicilio donde el usuario puede escoger entre sus restaurantes favoritos, siempre y cuando se encuentren en la lista de JUST EAT.

Esta multinacional, que nació en Dinamarca en 2001, llegó a España en 2010 y tiene mayor presencia en Madrid y Barcelona. Sin embargo, esta multinacional está repartida por todo el mundo hasta el punto de llegar a tener oficinas en 12 países más, que son Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Francia, India, Irlanda, Países Bajos, Noruega, Italia, Suiza y Reino Unido, donde se encuentra la actual sede. A pesar de tener una gran presencia geográfica por el mundo, cuv3 ha logrado entrar en las oficinas madrileñas de JUST EAT, donde Nabila Prieto, responsable de Comunicación y Redes Sociales, ha concedido una entrevista.

“Nos gusta ser francos con el cliente y nos gusta que el cliente sea franco con nosotros”

Pregunta: ¿Cómo surgió JUST EAT en España?

Respuesta: La decisión de salir en España en 2010 no es una decisión nuestra, sino que son ellos (Inglaterra) los que dijeron que querían abrir el mercado en un país mediterráneo. A continuación, lo que hicieron fue contratar a una persona que ya trabajaba en el mercado nacional, quien se encargó de montar JUST EAT en España. Al principió empezó una persona y poco a poco se fueron sumando, y hasta el día de hoy que ya somos 70 personas contratadas en España.

Así es cómo se trabaja

P: ¿Cuáles son los pilares fundamentales para que funcione JUST EAT?

R: Nuestros pilares son intentar ser apasionados con nuestro trabajo, es decir, intentar transmitir esa pasión que nosotros tenemos por la empresa y nuestro servicio a los clientes. Por otro lado, tenemos el valor basado en la innovación. Somos una empresa tecnológica y esto no tendría sentido si no estamos todo el día intentado mejorar nuestras aplicaciones móviles, la web, la usabilidad, etc. Otro valor que tenemos, y que es muy importante, es la franqueza. Decirnos las cosas entre la gente que trabaja en JUST EAT de forma educada y clara consideramos que es una manera idónea de mejorar cada uno en sus departamentos. Pero también nos gusta ser francos con el cliente y nos gusta que el cliente sea franco con nosotros, es decir, si cometemos errores o nos equivocamos en un pedido, bueno es saberlo y pedir disculpas. Si mentimos y cubrimos el bulto, al final el cliente se da cuenta. Y el último de los valores, sería el de equipo. Hay que trabajar codo con codo unos con otros y pensar que el cliente es nuestro consumidor y que forma parte de esta familia.

P: ¿Los restaurantes piden anunciarse o es JUST EAT quien ofrece la oportunidad a los restaurantes de anunciarse?

R: Pasa de las dos formas. Por un lado, somos nosotros los que vamos buscando a los restaurantes y por otro lado, los restaurantes que ya saben de nuestra existencia nos escriben diciendo que quieren incorporarse. Pero realmente el sistema va más allá de la promoción. Nosotros somos un marketplace, tenemos una plataforma que pone en conexión a un consumidor que tiene hambre y a un restaurante que tiene servicio a domicilio. Nosotros únicamente somos el intermediario entre el cliente y el restaurante.

Amigo de confianza

P: ¿Podría decirse que teniendo un smartphone las ventas de comida a domicilio a través de webs y apps hacen que empresas como JUST EAT sigan a flote o todavía hay mucha gente que se resiste a estas nuevas comodidades?

R: En nuestro caso los datos son muy positivos. Nosotros lanzamos las aplicaciones móviles hace un año y medio aproximadamente. A día de hoy, el 50% del total de nuestras transacciones se realiza desde el móvil. Es una brutalidad, porque si miras otras aplicaciones de otras empresas sus porcentajes son muy bajos. Porque efectivamente, España es un país un poco reticente a usar el smartphone para poner nuestro número de la tarjeta de crédito y similar. Sin embargo, el mundo de la comida online si que pega muy bien con las aplicaciones móviles y la gente se ha acostumbrado muy rápido. Creemos que comprar comida online es algo muy impulsivo, mientras que si compras ropa online o cualquier otra cosa, hay un proceso detrás que requiere una mayor meditación por parte del usuario.

P: ¿Qué tipo de restaurantes son los más demandados? ¿Y los que menos?

R: Depende mucho del código postal y las ciudades en las que nos encontremos. En las grandes ciudades el negocio está más desarrollado, la oferta de restaurantes es mayor, el boca-oreja cada vez es mayor y al final la gente ya sabe que JUST EAT no es sólo una pizza, sino que hay una oferta de comida muy variada. En las grandes ciudades la gente se atreve a probar comidas diferentes. Y en cuanto a las ciudades pequeñas, el tipo de comida más demandado si que sería la pizza.

P: ¿Cuáles son las características que diferencian a JUST EAT de La Nevera Roja?

R: Somos muy semejantes. Al final, los dos nos dedicamos a lo mismo, es decir, al mismo sector. Sin embargo, La Nevera Roja es un operador local y sólo trabaja en España. Nosotros somos una multinacional que tiene presencia en 13 países en los que somos líderes en cada uno de ellos. También tenemos mayor oferta de restaurantes y mayor número de usuarios que piden comida a domicilio. Por otro lado, hay que destacar especialmente nuestro servicio al cliente, que creo que ese es nuestro valor añadido frente a los competidores.

About Laura Correa Alonso

Estudiante de 4º de Periodismo (Centro Universitario Villanueva)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.