Cucullia: el arte de los tocados

¿Tiene un compromiso y no sabe qué ponerse? Si tiene planes de boda y quiere marcar la diferencia, Cucullia es su respuesta. Desde hace tres años, esta marca que lleva el nombre de una mariposa produce a mano todo tipo de tocados para completar el look de cientos de mujeres.

Detrás de ella está una antigua alumna del Centro Universitario Villanueva, Natalia Pfeiffer, que, después de estudiar la carrera de Magisterio, ha sabido buscar una alternativa a su carrera y sortear de esta forma la crisis. La moda siempre había sido una de sus grandes pasiones, además de los niños, y la creatividad una de sus más destacadas cualidades. Así es como empezó elaborando coronas, turbantes y tocados para sus amigas y familiares.

La clave es trabajar muy duro, echarle horas, no hacer siempre lo mismo y tener mucha paciencia

A medida que vio que sus creaciones tenían una buena acogida, decidió embarcarse en el mundo de los emprendedores y dedicarse a ello en cuerpo y alma. El negocio fue cogiendo peso a la vez que ella ampliaba la oferta de productos, siempre siguiendo las últimas tendencias. A mediados de 2013 abrió su atelier al público, situado en la calle Don Ramón de la Cruz 46, en el céntrico barrio madrileño de Salamanca. Sus numerosas colaboraciones con otras marcas emergentes españolas  y su participación en un desfile para Bodabook han hecho que Cucullia se posicione muy alto entre la competencia.

[Vea otras experiencias de los antiguos alumnos de Villanueva]

Las claves del éxito

Una de las claves de su éxito es la variedad de diseños y la calidad de sus materiales, como flores preservadas, terciopelo, plumas o sinamay. Otro de los factores que han estado de su lado ha sido la diversificación de su público objetivo: a Cucullia acuden desde madres con sus niñas para llevar una corona de flores en la primera comunión, hasta novias, madrinas o invitadas que quieren lucir sus diademas, turbantes, pamelas o canotiers en las bodas.

Para elaborar sus diseños  busca la inspiración en las revistas de tendencias, en la naturaleza o en sus propios cajones. “Muchas veces cuando estoy haciendo un tocado, veo los diferentes materiales en la mesa y se me ocurre un diseño que enseguida tengo que empezar”, explica.  Otra forma de trabajo es partir de los trajes, zapatos o complementos de sus clientas.  Su trato personal  y cercano es otra de las cualidades de Cucullia.

Recomendaciones

Para los jóvenes emprendedores que quieran lanzarse Natalia Pfeiffer recomienda “trabajar muy duro, echarle horas, no hacer siempre lo mismo y tener mucha paciencia, ya que cuando emprendes se crece muy poco a poco”. Sin embargo eso no impide que los sueños sean ambiciosos. El siguiente paso que quiere dar es abrir una tienda a pie de calle, para después expandirse por el resto de España y más adelante, tener un punto de venta en América del Sur.

(Con información de Susana Lahore)

About Cristina Muñoz Luque

Colaboradora en la revista Vanidad

Deja una respuesta