Patios de Córdoba: sumérgete en el encanto de la “sultana”

En la tierra de Julio Romero de Torres, el pintor de la “musa gitana”, se encuentran los patios de Córdoba que, inundados de flores, conforman uno de los rincones más característicos y con mayor encanto de la ciudad andaluza conocida como “la sultana”.

Gitanillas, claveles, buganvillas, jazmines y damas de noche son las reinas que conforman esta maravilla arquitectónica aportando aroma, colorido y viveza.

En mayo de 2014, 55 casas presentaron sus patios a concurso

Origen y tradición

“Córdoba la gran señora de Séneca y Almanzor, eres la cristiana y mora con aroma de una flor al despertar la aurora”. Así recita el himno de esta bella ciudad cuya historia se remonta a la época de los romanos y musulmanes, quienes construyeron sus viviendas introduciendo en la parte central de la casa un patio interior.

Lo decoraban con abundante vegetación que, a consecuencia del cálido clima de esta ciudad, ayudaría a suavizar las altas temperaturas dando frescor. La influencia romana incorpora el agua dentro de los patios y son los árabes quienes lo transforman en un lugar socializador. Con más de 94 años de antigüedad, el Ayuntamiento de Córdoba anunció en 1912 “el concurso de patios, escaparates y balcones” pero es en 2012 cuando la Fiesta de los Patios de Córdoba fue reconocida Patrimonio de la Humanidad, que recibe cada año miles de visitantes atraídos por su magia.

Belleza relajante

Originalmente existen dos tipos de patios cordobeses. En primer lugar se encuentran los llamados unifamiliares más característicos de viviendas cuyas estancias se disponen al rededor del patio central, y en segundo lugar los pertenecientes a la casa de vecinos. menos habitual hoy en día y rodeado de numerosas viviendas que conforman una vecindad. Se trata de un lugar para envolverse de belleza y relax ya que, gracias a la última novedad incluida, quien lo desee puede descansar y reposar en las butacas y hamacas que se encuentran a disposición de los turistas.

Nueve rutas diferentes

Recorrer las calles de la ciudad sultana nos lleva a descubrir hasta 9 rutas diferentes en las que se convergen los mejores patios de la ciudad. Las zonas habituales donde se encuentran estos emblemáticos lugares, se sitúan en el casco antiguo de Córdoba concretamente en los alrededores de la Mezquita, la barriada de Santa Marina, el Alcázar Viejo o el Palacio de Viana donde se encuentra el exponente más hermoso.

About Marta González de Canales Luque

Redactora y Community Manager en grupo editorial Siena

Deja una respuesta