Las ovejas invaden el centro histórico de Madrid

“¡Que vienen las ovejas!”, gritaba empuñando una vara para abrir paso Elías González García, ganadero de un rebaño de más de 2.000 ovejas merinas que ha atravesado el centro histórico de Madrid.

La XXI Fiesta de la Trashumancia reivindica un año más el derecho de los pastores a utilizar las cañadas y la necesidad de preservarlas. Los pastores han pasado con sus ovejas por las vías pecuarias que atraviesan el centro de Madrid. Desde Casa de Campo hasta la Puerta de Alcalá, pasando por el Puente de Segovia, Cuesta de la Vega, Calle Bailén, Calle Mayor, Puerta del Sol, Calle Alcalá y Plaza de Cibeles.

La trashumancia ha sido acompañada por los cánticos y bailes de tres grupos folclóricos

Cien maravedíes

Las ovejas y pastores han hecho un alto en el camino, en la plaza de la Villa, donde el concejal presidente del distrito centro, David Erguido, le ha cobrado a Elías González 100 maravedíes (cincuenta por cada mil cabezas) por el tránsito del ganado, según se estableció en la Concordia del 2 de marzo de 1418 entre los Hombres Buenos de la Mesta de los Pastores y los Procuradores del Consejo de la Villa de Madrid.

La trashumancia ha sido acompañada por los cánticos y bailes de tres grupos folclóricos que han revindicado la actividad pastoril y ganadera.

La trashumancia

El recorrido tiene la finalidad de explotar los pastos en las dehesas tanto en verano como en invierno, por lo que los pastores viajan del norte al sur.

Uno de los pastores confiesa que prefieren hacer el trayecto andando porque el coste de los camiones es demasiado elevado. El rebaño de Elías González, ha llegado a Madrid desde Villar del Cobo (Teruel) y seguirán su camino hasta el Valle de la Alcudia (Ciudad Real).

About Inmaculada Fernández Bareas

Estudiante de 4º de periodismo del Centro Universitario Villanueva

Deja una respuesta