Drácula se llama Antonio en Halloween

Sombras de ojos de color negro, maquillaje blanco para empalidecer las caras, botes de sangre artificial, cicatrices de silicona, pelucas, colmillos…Todo tipo de utensilios encima de la mesa que pasan de unas manos a otras.

Antonio Caballero en pocos minutos se convertirá en Drácula. Nunca antes se había metido en la piel de este famoso vampiro. Se maquilla él mismo, comparando el resultado con una imagen que tiene impresa encima de mesa. La cara blanca, el contorno de los ojos negro y las cejas moradas y afiladas. Para terminar, un pequeño goteo de sangre por la comisura del labio. Antonio trabaja como actor, cantante, doblador, locutor…como él dice: “Soy un artista polivalente, como las navajas suizas”.

“Somos una extraña familia”, reconocen los actores de esta compañía

Después de maquillarse se pone el disfraz, una gran túnica negra con un chaleco del mismo color, una camisa y una pajarita blanca. Como toque final, los característicos colmillos de su personaje. “¿Cuáles te gustan más?”, pregunta a Cecilia con un tipo de dentadura en cada mano.

Cecilia escoge los más puntiagudos mientras ayuda a Nuria a pintarse una herida en la frente que caracteriza a su papel de Úrsula, la temida mujer del conde Drácula que fue asesinada de un disparo. Nuria de Luna es actriz, tiene su propia compañía de teatro y es profesora de interpretación. “¡Estoy terrorífica!”, dice entre risas al mirarse en el espejo.

La organización del evento

Es Halloween, y Cecilia Ortiz ha sido contratada para dar vida al ‘Pasacalles del Terror’ que tendrá lugar en el Centro de Ocio Heron Diversia de Madrid. Dando la nota es el nombre de la productora artística que lleva a su cargo, un proyecto en el que los espectáculos, las animaciones con cómicos, cantantes, monólogos o las actuaciones con payasos, los cuentacuentos y los pintacaras para los más pequeños son sus principales actividades. Además, participan en todo tipo de eventos y, específicamente, en tres locales de animaciones infantiles de forma habitual.

Cecilia es la encargada de controlar que todo salga bien, de que todos tengan sus disfraces perfectos y que tengan a su disposición todas las pinturas necesarias para tener la apariencia más creíble ante los niños, y sus respectivos padres, que esperan con ansia la llegada de estos personajes tan terroríficos.

Con Dando la nota participan todo tipo de artistas a los que Cecilia acude en relación a las necesidades del evento. Por ejemplo, en el día de Halloween ha necesitado cuatro bailarines profesionales, ya que van a llevar a cabo una coreografía todos los ‘monstruos’ juntos, y cuatro actores, todos ellos de su confianza y que han trabajado con ella en numerosas ocasiones.

“Todos los años trabajo en Halloween”

“Somos una extraña familia”, dice Antonio Caballero riendo y mirando a sus compañeros disfrazados. Por otro lado está Marcos, actor principalmente de teatro que dará vida a un corsario moribundo. “Todos los años trabajo en Halloween”, asegura Marcos: “Es una fecha que no se puede dejar escapar”. Para todos ellos la fiesta del 31 de octubre es una oportunidad para trabajar, ganar dinero y hacer lo que más les gusta, actuar. Además, hoy llevan preparada una coreografía que se han preparado individualmente antes del gran día. Un baile que han encontrado en Youtube con la famosa banda sonora de la película Ghostbusters, Los Cazafantasmas, una canción perfecta para la ocasión.

“Mucha, mucha mierda y, sobre todo, diviértanse” es el mensaje antes de empezar

Matías Zanoti va un poco más rezagado en cuanto a su transformación de humano a zombie. Él es diseñador de vestuarios y creador de performance teatrales, por lo que su disfraz no deja indiferente a nadie. Un arlequín tenebroso con unas botas negras de al menos 15 centímetros de plataformas y con un vestuario de lo más complejo. Además, lleva pestañas falsas de color amarillo y los labios negros, un look de Halloween de lo más peculiar.

El ‘Pasacalles del Terror’ se inicia a las ocho de la tarde y los actores comenzaron su transformación a las 18:30 para que les dé tiempo a todo. A las 19:15 llegan los bailarines, dos chicos y dos chicas. Estéfani y Sandra trabajan como bailarinas y actrices. Su principal trabajo es como cheerleaders del Real Madrid de baloncesto, pero también participan en diferentes actuaciones y eventos ocasionales. “Hoy es el segundo día consecutivo que nos disfrazamos de muertas vivientes”, dice Estéfani, ya preparada para la velada.

“Mucha, mucha mierda y, sobre todo, diviértanse”, les dice Cecilia justo antes de que salgan a escena. Comienza el ‘Pasacalles del Terror’.

(Con información de Sara Barreira).

About Sergio Andrés Chacón

Alumno 4º de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.