Legislativas en EE.UU.: Obama ante su última oportunidad

¿Qué ocurre este martes en Estados Unidos? Los norteamericanos acuden a unas elecciones legislativas especialmente relevantes por el momento político que se vive en el país, y lo hacen después de que los legisladores se hayan dedicado a hacer campaña en sus distritos. En Estados Unidos el presidente y las Cámaras se votan por separado. Y la manera de repartir el poder legislativo y ejecutivo en América no tiene nada que ver con España. Tanto que puede ocurrir que el poder ejecutivo esté en manos de un partido, y el poder legislativo en manos de otro, que es, precisamente, lo que ha ocurrido con el actual presidente, Barack Obama.

El Senado en juego

En nuestro país el Congreso está dominado por el partido en el Gobierno, pero en Norteamérica es diferente. “En España tenemos una concepción muy simplista sobre esto, ya que nuestro sistema no otorga apenas peso a las cámaras, que están “gobernadas” por el propio Gobierno que tiene la mayoría. Sin embargo aquí casi tiene más poder el Congreso que el Presidente del país” comenta Raquel Godos, corresponsal de la Agencia EFE en Washington.

De cara a estas elecciones hay qué saber que se vota al Senado y a la Cámara de Representantes, que son las dos cámaras que legislan en EEUU, aunque, sobre el papel, parece que lo único que está en juego en estas elecciones es el Senado. Los republicanos necesitan 6 escaños más para hacerse con el control de la cámara alta, y nadie pone en duda que volverán a ganar la Cámara de Representantes.

Aunque los republicanos parecen que lo tienen todo de cara, cada vez más se van disminuyendo las distancias en el voto afro-americano entre los dos partidos, este domingo el senador republicano por Kentucky, y uno de los posibles candidatos a la Casa Blanca en 2016, Rand Paul, ha admitido que el partido republicano tiene un problema con las minorías y que existe alguna especie de “barrera” entre su partido y el voto afro-americano.

Un Congreso con poca actividad

Y es que Obama sufre un bloqueo en el Congreso desde las anteriores legislativas que ha impedido que la Casa Blanca lleve adelante sus mayores propuestas. El Congreso tiene un problema, y según el último estudio del Wall Street Journal, solo el 12% de los americanos aprueba la labor hecha por el Capitolio: “Existe un descontento altísimo por la falta de efectividad o eficiencia del Congreso, en general, entre todos los votantes. El bloqueo a las políticas de Obama sienta peor entre sus propios votantes, pero también existe un descontento para con él, ya que tampoco ha sido capaz de avanzar su propia agenda, e incumple promesa tras promesa”, comenta Godos.

Según el estudio del Wall Street Journal, si el interés por los comicios en octubre de 2010, un mes antes de las anteriores legislativas, era del 61%, en octubre de 2014 esa cifra baja hasta el 50%. No solo en España existe un descontento con la política. El Congreso de Estados Unidos está más dividido que nunca, no parece posible establecer puntos en común y esto ha significado que desde 2010 el Congreso ha permanecido casi de brazos cruzados, impidiendo a Obama gobernar, pero además con muy poca actividad interna.

Salvar la legislatura del presidente

Obama se encuentra en uno de los momentos más duros de su gobierno y la imagen del presidente no parece ser deseada por los candidatos para que le acompañe en sus campañas. “De hecho, muchos candidatos demócratas se han distanciado de sus políticas y han criticado algunas decisiones del presidente, probablemente para mejorar sus opciones en las elecciones del 4 de noviembre” explica Carlos Franganillo, corresponsal de TVE en Washington. La baja popularidad de Obama ha hecho que solo vaya a participar en mítines en Estados tradicionalmente demócratas, porque los candidatos de Estados clave y reñidos rechazan aparecer con el Presidente y le dan la espalda. Algunos van más allá, como la candidata Kay Hagan, en Carolina del Norte, que ha pasado, directamente, a criticar la gestión de la Casa Blanca. En los propios mítines el Presidente está sufriendo interrupciones por parte, especialmente, de un movimiento de jóvenes de origen hispano que se denominan ‘dreamers‘, un grupo que pide el fin de las deportaciones y la aprobación de la prometida ley de inmigración, el último caso en la madrugada del domingo a este lunes, durante un acto en Connecticut.

Después de este martes, y pase lo que pase, Obama dejará de recibir la presión de sus compañeros demócratas del Congreso e intentará gobernar sin mirar al Congreso, sin preocuparse demasiado de las siguientes elecciones presidenciales, a las que ya no se presentará. “La popularidad del presidente está en su punto más bajo desde que llegó a la Casa Blanca. Según encuestas recientes, sólo un 40% de los estadounidenses le apoya”, señala. Sin embargo, la pérdida de popularidad no es una novedad, en el caso de Bush hijo, su aprobación cayó hasta el 25% en su segundo mandato, el popularmente llama ‘lame duck’.

En cualquier caso, el resultado de estas elecciones no tendrá un impacto directo para España, ya que las relaciones exteriores son un elemento más en manos de la Casa Blanca. Obama empieza su última etapa en la Presidencia y lo hace con mucha presión encima: “Si en su Gobierno no se aprueba una reforma migratoria o no se cierra Guantánamo, pasará a la historia como el presidente de los sueños rotos” apunta Godos.

A Obama le quedan dos años en la Casa Blanca y unas horas para saber si podrá gobernar

Sobre la importancia de estas legislativas, Franganillo comenta que “pueden consolidar la tendencia de los últimos años. Es decir, un presidente sin suficiente apoyo parlamentario que no puede poner en marcha sus grandes proyectos y que se enfrenta, muy mermado, al final de su etapa en la Casa Blanca.”

No parece cumplirse esa famosa frase de la serie “El Ala Oeste de la Casa Blanca” que reza: “En la primera legislatura se trabaja para la reelección, y en la segunda se gobierna”. A Obama le quedan dos años en la Casa Blanca, y unas horas para saber si podrá gobernar.

About Ignacio Alarcón

Estudiante de 4º de Periodismo en CUV. Información política, económica e internacional.

1 comments

Muy buen articulo, y del maixmo interes. Pena que los espanoles todavia no nos hayamos enterado de la importancia que EEUU tiene en las politicas internas. No hay nada mas que ver que, la dejacion de EEUU para intervener en paises como Ucrania, Siria asi como su retirada de Afganista e Irak, ha puesto de manifiesto la debilidad de la Union Europea en su conjunto, y de los miembros de dicha comunidad, a todos y cada uno de ellos, totalmente en ridiculo.
Renovacion de la Guerra fria, pero donde el papel agresivo lo mantiene Putin, mientras que los Democratas Americanos en el poder, muestran sus remilgos a intervener en el extranjero y a realizar entierros de militares en su propio pais.

Deja una respuesta