Viajando con Marieta

Bajo el Puente de Juan Bravo se encuentra el restaurante Marieta, uno de los locales de moda de Madrid y un espacio en el que conviven tanto lo clásico como moderno. Su innovador menú y su particular ambiente, que parece llevar al cliente en un viaje por los 5 continentes, hacen de este local uno de los más exclusivos de la capital, en el que es casi misión imposible encontrar mesa sin reserva y menos en fin de semana, cuando hay casi un mes de lista de espera.

La idea de Marieta surge de un grupo de jóvenes empresarios que ya lanzaron con éxito otro conocido restaurante, Pipa&Co. Esta aventura hostelera surgió mientras tres socios tomaban un café enfrente de lo que en un futuro sería su primer restaurante. “Uno de los socios nos propuso coger ese local que llevaba más de un año sin alquilarse y montar un restaurante”, dice Carlos Caballería, uno de los dueños.

“Muy buena calidad, divertido y barato”

Después del gran éxito decidieron llevar a cabo un nuevo proyecto y así nació Marieta, con una idea no tan “familiar” como Pipa sino pensada para que fuese más de “lío” enfocado a cenar y a copas. “Detectamos que en Madrid si querías salir a cenar y tomarte una copa en un sitio bueno y divertido tenías que pagar más de 70€ en el mejor de los casos. Pensamos que podríamos montar esto mismo, con muy buena calidad, divertido y barato”, explica Carlos Caballería.

Una experiencia de ocio y gastronómica

Reciben a diario a una media de 200 comensales por turno, y están abiertos todos los días de la semana.“Un ataque de nervios y tienes un cuadro maravilloso. Una silla, una mesa y una lámpara y cuando te das cuenta tienes un restaurante”, bromea Luis, el encargado entre el ajetreo procedente de la cocina y el ir y venir de los camareros atendiendo las mesas. Marieta es, sin duda, una fusión de ocio y gastronomía.

Croquetas de rabo de toro, huevo poché con parmentier de patata y aceite de trufa negra o sushi de calamares son solo algunas de las deliciosas especialidades que ofrece la carta. Pero también se ha convertido en un lugar de encuentro de gente joven al que acuden a tomar copas en los fines de semana, cuando Marieta pasa a ser, además un bar imprescindible en la agenda actual de Madrid.

Pero no es solo un restaurante. Es una idea que intenta contar una historia: “Marieta es una mujer que después de haber recorrido prácticamente todo el mundo quiere plasmar todas las experiencias que ha tenido durante su viaje”. Y es precisamente esto lo que intentan reflejar a través de la decoración y la música que inunda el local.

Se trata de un escenario lleno de detalles entre los que se mezclan un diseño industrial, moderno y diáfano y uno clásico que se consigue gracias a las molduras de las paredes que recuerdan a una antigua biblioteca y los numerosos elementos de madera que aportan al ambiente calidez y familiaridad. Plantas que cuelgan de los techos, viejos libros amontonados a modo de mesita y mapas que recorren algunos de los lugares más representativos del viaje de Marieta terminan por completar esta magnífica experiencia. ¡Buena comida, buena música y buenos amigos para pasar un buen rato! ¡La diversión está asegurada!

(Con información de Leticia Martínez Sancho)

About Victoria Bernar de Oriol

Estudiante de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda

Deja una respuesta