Symbool enseña a reciclar actitud a través de la papiroflexia

Un viernes cualquiera en el bar El Viajero de La Latina Fernando Subirats monta su taller de papiroflexia y se pasa la tarde entera haciendo origami. Con mucha calma y todo el tiempo del mundo, junta dos mesas y se pone manos a la obra. Su intención es que los clientes de El Viajero se acerquen y participen en el conocido arte de origen japonés que consiste en el plegado de papel. Pero Subirats no solo recicla con papel, sino que pretende también reciclar la actitud de las personas.

Como fundador de Symbool, Fernando Subirats explica a cuv3 que decidió llevar a cabo esta iniciativa sin ánimo de lucro con el fin de unir dos problemas sociales: la necesidad de reciclar y el gran número de personas paradas que hay actualmente en España.

Crear empleo, crear productos, reciclar materiales y reciclar actitud

Crear empleo, crear productos, reciclar materiales y reciclar actitud. En estos cuatro objetivos se podría definir a Symbool. Subirats quiere “generar empleo y que las personas pasen de sentirse improductivas a emprendedoras”. En eso se basa el reciclaje de actitud, ya que, a su modo de ver, hay mucha gente que tiene tiempo y habilidades pero no dispone de un trabajo que le permita desarrollarlas. Por ello, desde Symbool pretenden que todas esas personas vuelvan a sentirse útiles y generar una actitud creativa mediante el arte de la papiroflexia.

Talleres upcycling

El fin principal de Symbool consiste en crear talleres upcycling impartidos por profesionales y artistas para desempleados. En estas jornadas celebradas semanalmente en diferentes puntos de Madrid, los asistentes trabajan con materiales reciclados para venderlos posteriormente en comercios, franquicias y centros de trabajo o educación. De esta forma, Subirats subraya que “el parado obtiene una recompensa económica y el material tiene un nuevo uso”.

La situación de crisis y la necesidad del cuidado del medio ambiente hacen que la disciplina upcycling se convierta cada vez más en tendencia. Por ello, Fernando Subirats confía en que Symbool se dirija poco a poco hacia el camino del éxito.

Los talleres servirán de motivación y autorrealización

Con este doble reciclaje de persona y producto, los talleres llevados a cabo por Symbool servirán de motivación, aprendizaje, autorrealización y conexión con otras personas. Así, “el beneficio personal será una vía que devuelva a las personas excluidas socialmente a la felicidad”, observa el fundador de Symbool.

Actitud emprendedora

“Una actitud positiva les ayudará a reconstruir sus vidas profesionales”, afirma Fernando Subirats, que opina que las actividades que propone Symbool harán que estas personas se sientan realizadas a través de sus creaciones y desarrollen una actitud emprendedora.

Productos únicos y originales, de utilidad para el cliente y a menor precio que en las tiendas. Ante el consumismo, Symbool crea una mentalidad innovadora en la que el trabajador y el cliente fomentan la creatividad. La filosofía de Symbool se basa en que el reciclaje no es basura. Se trata de una forma de dar una segunda vida útil al papel, al vidrio, al cartón, o a cualquier otro material que se te ocurra.

About Sabela Valcárcel Sanmartino

Estudiante de 4º de Periodismo en Centro Universitario Villanueva

3 comments

¿Que hace una periodista como tú en un sitio tan fantástico como este? jajajaja
Sabela, si llego a saber este fantástico reportaje me habría puesto mis mejores galas, las del reciclaje total. Yo creo que no te añado nada, simplemente agradecer al Viajero la oportunidad de conectar con la gente y a ti de que hallamos conectado. Mil veces gracias.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.