Un desfile entre Melilla y Barcelona

Un año más, el desfile militar de la mañana del 12 de octubre se convertía casi en una tradición en los hogares de nuestro país. A pesar de las lluvias intermitentes, miles de españoles se echaban a las calles para festejar el día de la Hispanidad y recibían entre aplausos a los Reyes, que llegaban a la Plaza de Neptuno al compás del himno español para presidir el desfile de la Fiesta Nacional.

[Vea la galería de imágenes del desfile]

Mientras, el batallón de la Guardia Real se preparaba para desfilar y a la tribuna de autoridades llegaba el presidente del Gobierno junto a todos sus ministros, a excepción de Luis de Guindos. El líder de la oposición, Pedro Sánchez, charlaba animadamente con Rosa Díez, portavoz de UPyD.

“Según está el tema actualmente hay que dar un poco de caña para que no nos pasen por encima”

Pero no todo en el desfile fueron autoridades y protocolo. El paseo del Prado se abarrotaba de familias con niños pequeños, curiosos y allegados de los soldados que ondeaban las banderitas y aplaudían a sus seres queridos. Es el caso de Mari Carmen, que aplaudía orgullosa a su hijo, miembro de la Guardia Real. Llegada de Córdoba se encontraba, desde las seis de la mañana, junto a su marido en un estratégico lugar del paseo del Prado. “Estamos aquí desde antes de que pusieran las calles”, matiza entre risas. Todo para ver por tercer año consecutivo desfilar a su hijo en un día tan especial. “Estamos muy orgullosos”, explica Juan, padre del soldado.

Mismo desfile, distintas razones

Unos metros más allá se situaba Francisco, solo y ataviado con su camiseta de España y una enorme bandera. “Vengo porque me siento muy patriota”, explica. Patriota y español es también como se siente Ernesto quien, además asistía al desfile con un fin reivindicativo y de protesta. “Según está el tema actualmente hay que dar un poco de caña para que no nos pasen por encima”, contaba haciendo referencia a los últimos acontecimientos ocurridos en Cataluña.

Y desde allí precisamente venía Teresa, extremeña de nacimiento pero barcelonesa de adopción desde hace 23 años. “El desfile me ha parecido una pasada”, comentaba emocionada: “Me siento muy española, vivo mucho la Fiesta y quería venir a verla de cerca”.

Entretanto, después de tres años sin despegar en este día por motivos económicos, la patrulla Águila, formada por siete aviones, pintaba el cielo de la capital con los colores de la bandera de España, ante la atenta mirada de los niños allí presentes. Paco y Natalia acudían por primera vez al desfile junto a Paloma, su hija de un año que, a pesar de su corta edad, observaba embelesada el rastro bicolor que los aviones habían dejado en el cielo madrileño. “No somos muy seguidores de la Fiesta pero es un día para pasar en familia y hemos venido para que la niña lo vea.”

Sin embargo, sí hubo dos niñas que destacaron entre la multitud de pequeños que asistieron al desfile fueron las Infantas Leonor y Sofía, que acudían por primera vez a este evento. La cabra de la Legión fue la estrella entre los más pequeños, que hizo su particular desfile ante la atenta mirada de la Infanta Leonor, que comentaba con su hermana el paseíllo del animal.

“Algo muy grande”

Entre el público, la misma Fiesta Nacional se vivió de maneras muy diferentes. Perdidos entre la multitud se encontraba un grupo de turistas chinos que, atraídos por la música y el ambiente festivo, intentaban entender qué estaba sucediendo.

Desde el otro lado del estrecho viajaba Carlos con su pareja. “Para venir desde Melilla hasta aquí, fíjate si lo siento”, contaba orgulloso: “El desfile es algo muy grande. Tenía que venir más gente”. Otros, simplemente estaban allí para poder ver de cerca de los Reyes, accesibles para ellos solo en este tipo de eventos. “Yo vengo para ver a ‘la Leonor’. A su madre ya la he visto más veces”, explicaba Gracia. Como se puede comprobar, motivos dispares no faltaron.

El cielo permaneció nublado a lo largo de toda la jornada y amenazó en varias ocasiones con lluvias intermitentes. Sin embargo, los más de 3.000 militares de los tres ejércitos pudieron desfilar ante los Reyes, que también se estrenaban como monarcas en este día. A pesar del temporal, el desfile no deslució y, se pudo ver un año más que, aunque mucho ha llovido en España, la Fiesta Nacional continúa festejándose por todo lo alto.

(Con información de Almudena Calvo)

[Así fueron los preparativos desde la Agrupación de Infantería Marina de Madrid y desde la Academia de Infantería de Toledo]

(Visited 274 time, 1 visit today)

About Cristina Lanzarote

Estudiante de 4º de Periodismo y EBS en el Centro Universitario Villanueva

2 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.