Cubos de botellines, la nueva forma de beber cerveza

“Otro cubo, por favor” es lo que se oye desde hace un par de años en los bares de Madrid. Y es que son muchos los establecimientos que se han sumado a la nueva moda de servir cerveza barata en botellines.

Muchos tercios, quintos e incluso medios litros de esta bebida que gusta tanto a jóvenes como a mayores es lo que ronda por las mesas de las terrazas. Lo único que importa es que esté muy fresquita.

Lo saben perfectamente en La Sureña, una cadena de bares perteneciente al Grupo Restalia, que fue el pionero de juntar los bajos precios con la bebida fermentada. Pioneros sí, pero culpables de que al resto de las cervecerías no les haya quedado más remedio que adaptarse al mercado e implantar ofertas también, así como incluir entre su “vajilla” los famosos cubos personalizados para introducir las botellas, de cuya fabricación se encargan empresas como Bucketbeer.

Así, infinidad de jóvenes pasan el rato entre tapa y cerveza. Pero no son los únicos, porque los trabajadores no han dudado en apuntarse a esta tendencia en las horas de la comida. ¿Por qué?, muy sencillo, a la idea del “botellines a 6 euros” se suma el regalo de la tapa, un descuento en la misma o una oferta similar.

 Determinados días a la semana uno puede hartarse a cerveza por solo un euro

“No importa cuántos seáis, hay botellines para todos”, es lo que parece decir cada uno de los carteles que hay colgando de la pared, en los que se leen las distintas clases de cubos que puedes pedirte. También te invitan a hacerte “dominguero” para que disfrutes de tu ración con el ya famoso cubo de botellines.

No importa tampoco cuál sea tu gusto. Desde una clara con limón, hasta cerveza sin alcohol, sin olvidar la clásica de toda la vida.¿Un aliciente? Los tercios distintos se pueden mezclar en el mismo cubo.

La cerveza, también en jarra

No hay más que cruzar la calle para darse cuenta de que poner barata la bebida es una buena forma no solo de captar a los clientes, sino de mantenerlos. En 1oo montaditos, otra cervecería del Grupo Restalia, han seguido la misma tendencia, solo que esta vez en jarras. Así,  determinados días a la semana uno puede hartarse a cerveza por solo un euro.

Si ninguno de estos dos sitios te convencen, bajando la calle y sin salir de la Gran Vía en pleno centro de Madrid, se encuentra  All U can eat, un establecimiento que más que cervecería es restaurante, pero al que no le ha quedado otro remedio que unirse a la moda del botellín.

Este buffet de comida rápida presume de poder ofrecer a sus clientes cantidades indecentes de pizza y pasta además de distintas variedades de cervezas, eso sí, en cubo y con mucho hielo.

Del botellín al botellón

Este tipo de promociones ha hecho que muchos jóvenes comiencen los fines de semana bailando con cerveza. Así, esta suculenta oferta hace que no puedan ni quieran evitar rendirse al botellín para más tarde y una vez cerradas las cervecerías, se pasen a consumir bebidas destiladas. Algo que ya se hacía antes pero que ahora sin duda gracias al “cubo por todas partes” sale mucho más rentable.

(Con información de Elena Molero)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.