Un Ministerio por dentro

El subsecretario del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Fernando Benzo Sainz, ha visitado las aulas de Villanueva C.U. para contar a los alumnos de 4º de Publicidad los entresijos de un Ministerio de la Administración central. Desde cuáles son las mayores preocupaciones, hasta cómo se toman las decisiones más importantes de cada Ministerio.

¿Qué es un Ministerio?

Un Ministerio es como una gran empresa, cuenta con su organigrama, sus empleados, sus normas y su presupuesto. Todos los ministerios cuentan con una jerarquía diferenciada: ministro, secretarios de Estado, subsecretario, directores generales, subdirectores y demás miembros de la Administración como son los funcionarios. A mayor importancia del cargo, más carácter político adquiere, y menos técnico.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte es uno de los que tienen una mayor plantilla, llegando a unos 11.000, ya que hasta los profesores forman parte de ella.

Toma de decisiones en la administración

El de organizar un Ministerio es un proceso largo y complejo que no deja hueco a la improvisación, a pesar de que en ocasiones se haga pensar lo contrario. Cualquier decisión tiene que pasar por todo tipo de filtros: Ministerio de Hacienda, opinión del ciudadano a través de la web, Consejo de Estado, Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios y Consejo de Ministros.

Ahí, cada viernes se discuten las propuestas que se dividen en carpetas: el índice verde para las que han pasado todos los filtros y rojo para las discutibles. Si se quiere participar de manera más activa en la política, el ciudadano puede escribirle al presidente del Gobierno en su web.

Gestión del dinero

El presupuesto de un Ministerio puede resultar mareante, y en concreto el de Educación, Cultura y Deporte, que es de 2.800 millones de euros. Sin embargo, hay que tener en cuenta la cantidad ingente de sueldos y becas que tiene que abonar, que se llevan gran parte de esa suma.

A pesar de eso y contrariamente a lo que ponen de manifiesto ciertos sectores, cada vez hay mayor número de becas y de becarios. Por tanto, cada vez hay una mejor gestión del presupuesto.

Prioridades políticas

Nada más llegar a un Ministerio se deben priorizar los problemas, porque claramente no se pueden atacar todos los frentes con unos presupuestos cada vez más reducidos.

Si lo que hace un Gobierno no se comunica bien, los votantes no se enterarán

En el Ministerio de Fernando Benzo se centran en el sistema educativo, los piratas informáticos y en el dopaje del deporte español, que está mucho más presente de lo que se tiene conciencia.

Comunicación

La comunicación es el aspecto más mejorable en este Gobierno. Debe existir un término medio entre las consignas pegadizas de la oposición y los mensajes que emite el Gobierno. Porque por bien que se estén haciendo las cosas, si no se comunican, no solo no se enterarán los votantes, sino que el resultado será negativo.

Esto ocurre con el tema de las reformas. Es muy fácil vender que el que hace las reformas es el ‘malo’, cuando el mensaje debería ser que el recortador es quien intenta resolver los problemas que otros han dejado. Sólo el ciudadano que contrasta y pone en duda es el que se entera verdaderamente de qué esta pasando en España, aseguró Benzo.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.