EE.UU., el ejemplo de cómo fomentar el deporte

Nicolás Rubio Beltrán es un joven madrileño que emigró a Estados Unidos hace cinco años. Durante este tiempo, ha podido conocer y descubrir aficiones y deportes que hasta que se marchó a América ignoraba que le gustarían. Entre todas ellas destaca su gran pasión: el rugby.

Fue en este lugar donde el rugby, que había practicado vagamente aquí, consiguió entusiasmarle hasta tal punto que hace apenas unos meses estaba disputando los cuartos de final de la conferencia oeste de la liga universitaria del país. “Aquí en España el rugby era una broma, la gente iba a pasar el rato, no me llamó la atención, y sólo jugué unos meses”, manifiesta el joven deportista.

En Estados Unidos hay bastantes ayudas, si pones las ganas ellos te ponen los medios

Como en cualquier otro deporte, la figura del entrenador es clave. Rubio explica que los entrenadores en Estados Unidos están además de mejor pagados, mucho mejor formados: “Mi entrenador, que ha sido el mismo desde que empecé la universidad, jugó en la sub-23 de Australia, el nivel más alto que hay probablemente… creo que profesionales así no los hay ni en la Federación Española de Rugby“.

Otras disparidades con España

Sin embargo, de todos los contrastes posibles que hay a la hora de incentivar el deporte entre estos dos países, el más destacado es el despliegue de medios que emprenden desde el país norteamericano. “Hay bastantes ayudas si demuestras que estás interesado en el deporte, y más si es un deporte distinto; si pones las ganas, ellos ponen los medios“, declara Rubio.

Con diferencias  semejantes, y no sólo con España, con la mayoría de países europeos; no es de extrañar que Estados Unidos se haya erigido como una superpotencia en el ámbito deportivo mundial.

(Con información de Gonzalo Gil)

About Alvaro Esteban Keogh

Alumno de 4º de Periodismo en Villanueva CU. Estudiante de 2º de Gobierno de Instituciones y Organismos Públicos.

Deja una respuesta