Las Pléyades invaden Madrid de mano de La Condesa

Si uno se encuentra en el Mediterráneo y observa el cielo durante las noches de verano, logrará ver una constelación de estrellas conocidas como las Pléyades, ninfas maestras cuidadores del dios Dionisio, patrón del teatro e inspirador del éxtasis. Sin embargo, la noche del 9 de septiembre, las Pléyades hicieron acto de presencia en el Museo del Traje de Madrid. ¿Cómo? En el desfile de Primavera-Verano 2015 de La Condesa, dentro del marco del MFShow (Madrid Fashion Show).

Durante el tiempo que duró el desfile, el espíritu de las siete ninfas parecía haber tomado forma en las modelos, en su maquillaje (manchas de colores y purpurina en el contorno de los ojos) y, sobre todo, en las prendas diseñadas por Marina Conde, fundadora de la marca La Condesa, conocida por sus chaquetas de estilo militar.

Purpurina, cuero y estrellas de la música

La colección, patrocinada por TRESemmé, se distinguió por prendas brillantes y de colores característicos del cielo nocturno: azul, negro, gris, blanco…aunque también hubo prendas con tonalidades más llamativas y atrevidas: el verde, el rojo o el fucsia fueron los encargados de darle color a propuesta.

El ritmo del desfile fue, en general, lento, con el fin de que el público pudiese apreciar con detalle cada look, y ascendente, dejando la aparición de las prendas más espectaculares y originales para el final: un abrigo corto azul marino, con aberturas para las manos, chaquetas de cuero de estilo motero y una gran capa azul con constelaciones bordadas en detalles dorados, que causó una gran respuesta en el público.

En esta prenda se pudo observar el estilo cómico y rockero característico de la marca (que ha realizado numerosos diseños para estrellas de la música, como Leiva o Dani Martín), ya que, aparte de las típicas constelaciones que están formadas por estrellas unidas por líneas, pudimos observar algunas más relacionadas con el mundo moderno: la lengua de los Rolling Stone, Michael Jackson o Freddie Mercury fueron elevados a la categoría de dioses al formar parte del firmamento.

El ritmo del desfile fue lento y ascendente, dejando las prendas más espectaculares para el final

La Condesa fuera de la pasarela

Sin embargo, algo que sí se echó en falta fueron las chaquetas militares, que forman parte del ADN de la marca y son su prenda más característica. No obstante, algunas prendas sí que tenían detalles relacionados con dichas prendas, en los tonos de rojo y azul que suelen aparecer en los atuendos que hicieron famosa a Marina Conde.

“Todo ha ido mucho mejor que en el primer desfile porque ya conocía a todo el equipo”, afirma Conde.

A pesar de esto, numerosos asistentes llevaban, en una muestra de street style, piezas anteriores de Conde. La diseñadora, además, expresó la diferencia entre este desfile y el primero que celebró, que tuvo lugar en febrero de este año en el Colegio de Arquitectos de Madrid: “Todo ha ido mucho mejor porque ya conocía a las modelos, a todo el equipo…por lo que la comunicación ha sido más fluida, ha sido todo más fácil y yo he estado más tranquila”.

Finalmente, la propuesta puso de manifiesto la evolución en el estilo de La Condesa, que ha sabido desarrollar una colección de ropa variada y diferente a todo lo que había hecho anteriormente, sin dejar de lado el ADN tan marcado de la firma. Por tanto, La Condesa más actual demostró que, más allá de sus famosísimas chaquetas militares, puede brillar con luz propia.

About Javier Pérez Santana

Estudiante de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en C.U. Villanueva

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.