Matías Prats: “Nunca te creas que has triunfado”

Estabilidad y éxito son las dos palabras que mejor le definen profesionalmente. El periodista Matías Prats Luque ha abierto las puertas de su casa a cuv3 en una entrevista en la que da a conocer su cara más natural y espontánea. Y en la que nos ha desvelado algunas de las claves de su éxito profesional.

“Con mucha fortuna, con enorme suerte y con la generosidad por parte de los que han sido mis jefes durante tanto tiempo” es como recuerda el presentador su llegada a la televisión pública.

Tras 23 años en una cadena a la que considera su gran oportunidad laboral y a la que afirma dio su juventud y sus mejores años (TVE) decidió que quería probar como funcionaba la televisión privada, oportunidad que le brindó Antena3. Entre risas cuenta que el cambio más difícil fue el generacional, “Era el más joven en TVE, llego a Antena3 y resulta que soy el mayor”, dice. Pero la ilusión y las ganas de quienes le rodeaban le hicieron adaptarse muy bien en muy poco tiempo.

“Yo me quedaba extasiado viendo la forma de narrar de mi padre”

Entre estas dos cadenas y tras una carrera profesional de más de cuarenta años, la cara más famosa de los informativos en España explica los detonantes más importantes de su trayectoria.

Don Matías: padre, amigo y maestro

Inseparables los unos de los otros, los Matías Prats son una de las generaciones de periodistas de más nombre y fama de la pequeña pantalla española.  “Nuestra profesión nos unió mucho y creo que le debo en buena parte mucho de lo que haya podido conseguir en esta vida”. Así habla de su padre, de quien afirma que ha sido no solo padre sino un amigo, un profesor y sobre todo un consejero.

Aunque antes de ser un apasionado del periodismo lo era del tenis, y del deporte en general, dice que la vocación le vino poco a poco a raíz de acompañar a su padre a todos los eventos. “Yo me quedaba extasiado contemplando su verbosidad y su forma de narrar y eso fue calando en mí”, asegura con una mirada de nostalgia.

Matías Prats asegura haber recibido una herencia riquísima de su padre, donde la más importante es su visión de la vida, una visión en la que el trabajo y la honestidad son lo primero. “Él era un maestro en la profesión y yo no he pasado de ser alumno, si quieres en algún momento aventajado, pero alumno”, concluye.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.