De jugar al fútbol sala en Vietnam a los banquillos

Alberto Riquer ex-futbolista profesional
Alberto Riquer ex-futbolista profesional

Alberto Riquer es un ex jugador de fútbol sala que ha conseguido todos los títulos que ha tenido al alcance de su mano. Ha jugado para muchos clubes de máximo nivel tanto nacional como internacional. En su carrera ha vestido la elástica de clubes como Talavera, Caja Segovia, Azkar Lugo o Dínamo Moscú.

Riquer ha vivido una larga carrera que terminó con su retirada en el Segovia Futsal con 37 años. Campeón del mundo con la selección española, campeón de Europa con el Caja Segovia, Alberto ha demostrado tanto con rendimiento como con títulos el gran éxito que ha tenido su carrera.

Un cambio de aires

Un jugador experimentado que no tiene miedo a ninguna aventura, así lo demostró cuando decidió emprender su aventura en busca de un paraíso exótico. Con todo ya pensado, puso rumbo a Vietnam para jugar en el Thai Son Nam Futsal. Riquer explica sus motivos para haber fichado por este equipo y comentó “quería esto, viajar, un sitio exótico y transmitir la idea del fútbol sala a los jugadores de allí”. Alberto ,a pesar de ir como jugador, hacía de entrenador en la selección vietnamita y admite que “fue una experiencia muy enriquecedora, ver como trabajan en otros sitios hace que puedas ver las cosas de forma distinta”. Durante esos seis meses, Riquer vivió una experiencia única en la que saca un balance más que positivo.

“Era justo lo que quería, viajar, un lugar exótico…”

Tras su llegada de Vietnam, probó suerte de nuevo en el Segovia Futsal y un problema con su transfer hizo que solo pudiera disputar un partido frente al Hércules que acabó con victoria del conjunto segoviano. Debutó el 26 de enero frente al Hércules San Vicente (2-1) en un partido en el que además anotó el tanto del triunfo de los suyos.

Sin embargo, quince días después, la tarde que el Levante visitaba el Pedro Delgado, el club informó de que Riquer no podría volver a jugar hasta que su club de procedencia en Vietnam remitiera su ‘transfer’. El problema era que al ser entrenador de las categoría inferiores del Inter MoviStar, no podía compatibilizar su ficha con el club segoviano y el madrileño. Tras solucionar el tema con la Federación, Riquer decidió “colgar las botas” y comenzar una nueva etapa en su vida.

En esta nueva etapa Riquer está ilusionado con proyectos como entrenador y continúa con el sueño que llego a hacer realidad durante su carrera como futbolista, pero esta vez desde los banquillos.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.