Salazar-Simpson: “El contenido transmedia siempre será más rentable”

El productor Gonzalo Salazar-Simpson será a partir de ahora co-director del nuevo Máster en Contenidos Transmedia de Villanueva C.U. Además de director de la Escuela de Cinematografía y Audiovisuales de la Comunidad de Madrid (ECAM), ha producido a través de Lazona películas como “Ocho apellidos vascos”, la cinta más taquillera del cine español desde que hay estadísticas, o “No habrá paz para los malvados“, que obtuvo seis premios Goya. Según este cineasta, las nuevas tecnologías son clave para dar una mayor calidad con menos costes, algo que parece ser clave en un tiempo de crisis para el sector de la producción de largometrajes.

P. ¿Cómo afronta la crisis el sector de producción cinematográfica?

R. Ya llevamos varios años inmersos en ella. A nuestros efectos tenemos dos crisis distintas: el descenso en el número total de espectadores y la mayor dificultad y complejidad de los planes de financiación para producir películas. Los productores españoles llevan ya muchos años haciendo esfuerzos por encontrar nuevas fuentes de financiación y por acercarse a los espectadores. Hemos visto cómo han variado los esquemas de producción de nuestras películas, la que podríamos denominar clase media se ha visto reducida, pero han aparecido grandes esquemas de producción internacional y originales esquemas de producción, muy modestos, pero a menudo eficaces. En cuanto a los géneros y temáticas de nuestras películas, creo que no los hemos abarcado todos: terror, thriller, comedia, drama… Todo ello en nuestro afán por seguir produciendo películas y llegar al mayor número de espectadores.

P. ¿Qué hace que un director y un productor formen un buen equipo?

R. En primer lugar tener una visión cinematográfica común en lo referente a cada película que hagan juntos. Ambos deben querer hacer la misma película. En segundo lugar la confianza, el productor debe confiar en la capacidad del director de cumplir las expectativas creativas y de cumplir con los requisitos de producción, especialmente el plan de trabajo; el director debe confiar en la capacidad del productor de conseguir los medios necesarios para producir y lanzar la película en las mejores condiciones posibles. Y en tercer lugar el respeto mutuo, no solo al trabajo del otro sino a sus opiniones.

P. ¿Cuáles son los beneficios que ofrecen las nuevas tecnologías, desde el punto de vista de un productor?

R. Si nos referimos a las nuevas tecnologías aplicadas al consumo y distribución: oportunidades muchas, pero beneficios todavía no. Mientras no seamos capaces de obtener el rendimiento económico por distribución no convertiremos en oportunidad lo que está resultando una amenaza. Donde sí están dando fruto las nuevas tecnologías es en rodaje y postproducción, los avances suponen a menudo menores costes, mayores posibilidades o mejores calidades.

Si un contenido no es transmedia, limitamos sus posibilidades

P. ¿En qué lugar dejan las nuevas tecnologías a los cineastas “de la vieja escuela”?

R. Creo que en el mismo en el que estaban. Es cierto que si no se adaptan a ellas dejan de aprovechar algo que puede serles útil, pero en este oficio de lo que se trata es de contar historias, y muchos de esos cineastas “de la vieja escuela” son los que mejor cuentan historias.

P. ¿Qué hay que saber para crear un relato en contenidos transmedia?

R. La clave creo que está en conocer muy bien las distintas posibilidades, ventanas y dispositivos de explotación del contenido antes de su creación. De esta manera se podrá crear algo que, ya desde su concepción pueda abarcar todos ellos.

Las nuevas tecnologías suponen menos costes, más calidad y más posibilidades

P. ¿Por qué es importante una formación especializada en contenidos transmedia?

R. Sin una formación específica, a lo más que aspiramos es a trasladar un contenido exitoso a otras ventanas, si el contenido no es transmedia desde su concepción, estamos limitando sus posibilidades.

P. ¿Qué son los “prosumidores”?

R. Simplificando, estos productores/consumidores son aquellos que generan valor mediante una actividad no remunerada. En lo que al audiovisual se refiere me gusta pensar en ellos como aquellos que consumen y producen contenido al mismo tiempo. Por ejemplo, Youtube o Instagram son redes  de “prosumidores”.

P. ¿Son los contenidos transmedia un universo rentable?

R. Pueden o no ser rentables del mismo modo que los contenidos que no son transmedia. Lo importante es el tamaño de mercado al que se dirigen. En caso de generar un contenido exitoso será más rentable aquel que sea capaz de llegar a más consumidores a través de más ventanas, de modo que en caso de éxito el contenido transmedia siempre será más rentable.

About Manuel León

Alumno de 4º de periodismo de C.U.V. y Derecho en U.N.E.D.

Deja una respuesta