Ellos también te eligen

Uno de los perros en adopción de A.U.P.A
Uno de los perros en adopción de AUPA

La llegada de las vacaciones y el buen tiempo incrementa el abandono de animales en los meses de verano. Cada tres minutos una persona se desentiende de su mascota en España. Más de 300.000 perros son abandonados anualmente en nuestro país, y solo en la Comunidad de Madrid superan los 10.000 al año.

Existen como respuesta numerosas organizaciones y campañas que luchan contra estos acontecimientos concienciando a las personas de la responsabilidad de tener un animal y las numerosas alternativas que existen al descuido, desatención y abandono.

Las residencias caninas, los paseadores, las casas de acogida, el dejarlo con un amigo o familiar, optar por hoteles o apartamentos que admitan mascotas son algunas de las propuestas de las asociaciones a este comportamiento.

Desde AUPA (Adopta un perro abandonado), una asociación sin ánimo de lucro encargada de cuidar de los perros que llegan a las perreras y encontrar buenos adoptantes, Elena Negueroles explica a cuv3 cuál es el objetivo principal de su proyecto y los trámites de adopción de la mascota además de otras curiosidades.

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de este proyecto?

Respuesta: Vivimos cerca de una perrera y al comprobar las malas condiciones en que se hacinaban los perros que allí se recogían y sus escasas o nulas posibilidades de ser adoptados decidimos hacer algo por ellos.

P: Aunque son de Valencia, pueden adoptar personas de otras comunidades…

R: Por supuesto. A veces se han enamorado de un perro en concreto a través de las redes y han venido a por él desde otras partes de España e incluso desde otros países europeos. Lo que no hacemos es enviarlos. Tenemos que ver personalmente al adoptante y comprobar la química que se produce entre las dos partes.

P: ¿Cómo funcionan las adopciones?

R: Cuidamos mucho a los perros, los mantenemos limpios, vacunados y desparasitados. Con la ayuda de adiestradores voluntarios los socializamos, los difundimos en nuestra web y redes, organizamos desfiles… y la verdad es que conseguimos bastantes adopciones, aunque, desgraciadamente, todavía siguen abandonándose muchos más de los que se adoptan.

“El trato con los adoptantes marcha como la seda”

P: ¿Existe algún tipo de requisito en la adopción?

R: Existen bastantes requisitos. Seguimos un protocolo de adopción con el fin de asegurarnos de que los perros que sean adoptados van a estar tratados como se merecen. Aunque los requisitos puedan parecer exhaustivos, son necesarios para conseguir que el perro se encuentre bien y sus adoptantes estén satisfechos. Los adoptantes deben de comprometerse de cuidar de él durante toda su vida, deben de castrar al perro ya que la superpoblación es una de las principales causas de abandono y han de contribuir a los gastos de su documentación, vacunas y castración. Los adoptantes han de pagar una parte de esos gastos y la protectora se encarga del resto.

P: ¿Cómo de exitosas suelen ser las adopciones?

R: La verdad es que tenemos adoptantes maravillosos que continúan enviándonos fotos y noticias de sus adoptados, mucho tiempo después de tenerlos con ellos. Generalmente los adoptantes están muy contentos con su nuevo amigo. La frase que más repiten es “me ha cambiado la vida para bien”. Precisamente eso es lo que intentamos con los requisitos previos.

P: ¿Se da frecuentemente el caso de la devolución de algún animal?

Para evitar devoluciones, damos a los posibles adoptantes una lista de advertencias, haciendo hincapié en las incomodidades, gastos que conlleva tener un perro, les hacemos mil preguntas y últimamente damos a los perros previamente en acogida durante unos días, los suficientes para que los adoptantes se aseguren de que es el compañero que buscan y que no les ocasiona problemas insalvables. Una vez se han cerciorado que es el compañero que buscan, se realiza la adopción “oficial”. Por ello el trato con los adoptantes suele marchar como la seda y no hay devoluciones transcurrido el plazo estipulado.

“La química se produce entre las dos partes”

P: Me parece un trabajo muy gratificante a nivel personal. ¿Podría contarnos alguna anécdota o historia de alguna de las adopciones que aparecen en el apartado de su web final feliz?

R: Este trabajo tiene dos caras. Se conoce a lo mejor y a lo peor de la especie humana. Se pasan momentos muy duros que no todos pueden afrontar y se tiene ocasión de conocer a auténticos indeseables. También tiene muchas compensaciones y se conoce a gente maravillosa. Podría contar tantas anécdotas que no sé cuales mencionar, pero me acuerdo por ejemplo de los dos perritos que llevamos a Mayte para que eligiera a uno de ellos y que se quedó los dos porque se le rompía el corazón al tener que escoger. También recuerdo a Alex Gadea, quien al posar para el calendario, se enamoró de Aldo, un perrito muy tímido que, sin embargo, no quería separarse de él. En esos momentos no podía llevárselo, pero en cuanto tuvo ocasión volvió a por él.

About Ana Gómez

Alumna de cuarto de periodismo en Centro Universitario Villanueva

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.