¿Quién teme al rinoceronte de Ionesco?

Cartel de "El rinoceronte"
Cartel de “El rinoceronte”

Como todos los años, la cultura vuelve a hacerse un hueco en el Centro Universitario Villanueva gracias al bello mundo del teatro. Y el mundo animal vuelve a estar presente en las representaciones. El año pasado, la cosa iba de patos, este año va de rinocerontes. Y es que la obra escogida para este año es El rinoceronte, de Eugène Ionesco. Esta es, probablemente, una de las comedias del absurdo más conocidas. Además, es una brillante crítica al conformismo, a la sumisión del ciudadano al poder y a los regímenes totalitarios.

Tanto los actores como las profesoras, Eva Latonda y Maru García Ochoa, reconocen que este año ha sido complicado y muy laborioso. A pesar de ello, la gran ilusión que todo el grupo de teatro comparte hace pensar que este esfuerzo será altamente recompensado y que la obra podrá ser un auténtico espectáculo.

Novedades como la música y el cuerpo de baile, junto con el humor absurdo propio del autor serán las bases de este tipo de actuación, que nunca en Villanueva se ha hecho. El vestuario será otro elemento clave en la obra. El grupo de teatro de Villanueva asegura que, salvo pocas excepciones, los actores no van a ser reconocidos ni por sus propias familias.

¿Cuándo y dónde será la obra?

La obra, como ya se ha anunciado en las redes sociales, se representará en el centro cultural Nicolás Salmerón los días jueves 1 y viernes 2 de mayo, ambas a las 18:00. Una de las actrices, Bárbara Cid, aprovecha para recordar que es un plan perfecto para el puente de mayo, animando así a los numerosos usuarios de Facebook a asistir a la obra. Otra actriz, Ana Elso, añade, con un carácter humorístico, que la entrada es gratuita.  ¿De verdad te lo vas a perder?

“Los actores no van a ser reconocidos ni por sus familias”, advierten

“Ningún papel es pequeño”

El gran calibre de esta obra ha hecho que nadie del grupo de teatro quede “fuera de la obra”, sin papel. Es decir, que el 100% de los alumnos miembros del grupo tienen, por lo menos, un pequeño cameo. Pero este calibre es aún más grande, y hace que, con la existencia del cuerpo de baile, todos los actores salgan en todos los actos. Increíble pero cierto. A raíz de esto, y como ya ha dicho Maru García Ochoa en numerosas ocasiones a sus pupilos, El rinoceronte hace que ningún papel sea pequeño.

Los ensayos van llegando a su fin, los espectadores se encuentran buscando su sitio en el teatro, el actor se ha convertido en el personaje, la ovación marcada al ritmo del aplauso empieza a componerse. ¡Que comience la acción!

About Jorge Sánchez de Vega

Alumno de 4º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.