“Hablar bien en público consiste en llamar la atención”

Conferencia sobre cómo hablar en público
Enrique Pascual González-Babé

“Voy a intentar que después de esta charla de una hora sepáis hablar mejor que Mariano Rajoy”. Estas palabras de Enrique Pascual González-Babé reflejan una de las misiones de los encuentros profesionales del Centro Universitario Vilanueva. Licenciado por Richmond University, Pascual se considera un auténtico apasionado de la comunicación, algo que en todo momento intentó contagiar a los alumnos.

“Hablar en público consiste en llamar la atención”. A partir de esta premisa y con  ejemplos de lo que se debe y no se debe hacer cuando se habla en público, Enrique Pascual dio algunas de las claves más importantes para una buena comunicación, partiendo de que “si no hay nada que decir, es mejor no decir nada”.

“Hay que dar cinco titulares”

Uno de los ingredientes fundamentales para que el público te escuche es la síntesis. “Hay que exponer tres ideas, cinco como máximo”, afirmó Pascual apoyándose en la declaración de Bill Clinton tras el escándalo de Monica Lewinsky.

Hay que saber lo que uno tiene que decir, no dar rodeos y mantener la calma.

“Es necesario controlar el mensaje para conectar con el receptor por lo que la concisión es clave”

“La improvisación también se ensaya”

La espontaneidad también es un factor clave para dar un buen discurso, ya que “cuando algo va mal hay que saber responder con el mejor mensaje”. Esta capacidad de saber reaccionar a tiempo ante cualquier situación inesperada no es innata, sino que es algo que depende de la preparación y la experiencia.

Esto no quiere decir que el buen comunicador se aprenda su discurso de memoria, incluyendo las respuestas a todos los posibles imprevistos, ya que “una cosa es preparar un buen discurso y otra es parecer que interpretas un papel en una obra de teatro”. Con estos argumentos, Enrique Pascual intentó transmitir que la espontaneidad debe ser natural aunque se haya ensayado antes.

“Si no llego a tu corazón no te estoy diciendo nada”

Para que un mensaje llegue al público debe transmitir pasión“, afirmó Pascual. Tiene que ser algo que a la gente le interese escuchar y que de alguna manera “les llegue al corazón”. Para poner en práctica esta última idea y conseguir involucrar al público, Enrique Pascual dio algunos consejos muy útiles, como controlar el tono de voz, los gestos y la mirada; y advirtió de la importancia de estos factores ya que el lenguaje no verbal tiene voz propia: “Si no os dijera nada ya os estaría transmitiendo un 80% del mensaje”.

En definitiva, creer en lo que uno dice y en uno mismo, preparar y controlar el discurso, y apelar a lo más humano y a lo emocional, consigue sacar lo bueno y camuflar lo malo a la hora de comunicar.

About María Royo

Estudiante de cuarto de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.