Cuando los videojuegos son “peligrosamente educativos”

Roberto Yeste durante las X Jornadas del Centro Universitario Villanueva. (Foto: Juan Marín)
Roberto Yeste durante las X Jornadas del Centro Universitario Villanueva. (Foto: Juan Marín)

Las X Jornadas de Comunicación Audiovisual, que en esta ocasión han llevado por título  “Videojuegos: una industria en movimiento”, han permitido hacer un completo recorrido por los pros y los contras, por los problemas y las oportunidades de esta industria. Aquí está un resumen de todo lo que dio de sí esta cita celebrada en el Centro Universitario Villanueva.

La jornada comenzó rompiendo moldes con el co-fundador de Arsgames, Flavio Escribano, quien aseguró que los videojuegos son “peligrosamente educativos”. En la conferencia inaugural, Escribano subrayó que sólo cinco videojuegos del top 20 están catalogados para mayores de edad, lo que supone que “los violentos son un porcentaje muy pequeño”. Y recordó que, a diferencia de otros productos culturales, los videojuegos incluyen en su carcasa una exhaustiva catalogación que indica la edad con la que se puede jugar.

Roberto Yeste, New Development Manager de Play Sation, participó en la primera mesa redonda de la sesión, en la que afirmó que la industria de los videojuegos se encuentra en una etapa “de madurez absoluta” y “en su mejor momento”. Y eso a pesar de que, tal y como aseguraba Yeste, las subvenciones y ayudas del Estado son mínimas.

A este inconveniente, que hace aún más complicado la creación y lanzamiento de un videojuego, se suma la piratería que Yeste definió como “una cuestión cultural muy difícil de frenar”. Sin embargo, el fundador de U-PLAY Studios y director de U-PLAY Online, Jordi Torras, quiso ver el problema desde otro punto de vista y reconoció que los valores añadidos generados por la exclusividad del producto, hacen que la piratería quede fuera de juego en muchas ocasiones.

Algunos de los ponentes sorprendieron por su optimismo: “el videojuego está en su mejor momento”

La segunda mesa redonda, bajo el título “El proceso de creación y elaboración de un videojuego” reunió a dos antiguos alumnos del Centro Universitario Villanueva, Inés Barriocanal, empleada de Boomerang Live y emprendedora de seriegamers.com y el también emprendedor del videojuego “Will of Flame”, Antonio Hontoria.

El proceso de desarrollo de un videojuego

Junto a ellos estaba el guionista de videojuegos, Josué Monchán, que destacó que “además de entretener, los videojuegos pueden enseñar tanto valores morales como aspectos culturales que en el colegio resultan aburridos para la mayoría de los niños”.

Hontoria, que mostró a los presentes una demo del videojuego que ha desarrollado junto a Emilio López Riñón, destacaba que querían crear un videojuego “ambientado en las películas de los 80, muy pegadizo y con mucha dosis de acción”. Por su parte, López Riñón quiso sacar la parte positiva a todas las dificultades que se han encontrado en el proceso de elaboración del videojuego y reconoció que “equivocándote aprendes, y ese aprendizaje es parte del proceso de desarrollo del juego”.

Barriocanal insistió en el debate sobre el uso de la violencia y de forma tajante declaró que “más que la violencia, deberíamos hacer más énfasis en la educación que impartimos a los niños, cuyo principal error es que no deberían participar en juegos cuyos contenidos no hayan sido creados para ellos”.

About Nerea Abad Gómez

Alumna de 5º de Periodismo @Nerea_abg

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.