“‘Encarcelados’ enganchó porque mostraba lo que nadie quisiera vivir”

Marcela Morales, periodista y productora de contenidos. (Foto: Daniel Velasco Calero)
Marcela Morales, periodista y productora de contenidos. (Foto: Daniel Velasco Calero)

En la actualidad, alrededor de todo el mundo hay más de 2.500 españoles presos por delitos relacionados con las drogas. Entre ellos 1.500 se encuentran entre rejas en algunas de las cárceles más peligrosas de América Latina.

Desde que La Sexta emitió el primer episodio de “Encarcelados “la audiencia siempre se mantuvo fiel al programa”, asegura Marcela Morales, periodista y productora de contenidos. Morales cuenta con una experiencia de 15 años como productora de contenidos documentales en televisiones de Estados Unidos, América Latina y España. Ahora explica a cuv3 la experiencia que ha vivido durante el rodaje de “Encarcelados”.

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de “Encarcelados”?

Respuesta: La idea surge porque en La Sexta querían emitir formatos de actualidad que tuvieran algún compromiso social. El canal nos pidió que acudiésemos a las cárceles de América Latina donde se encontraran presos españoles. Al realizar la pre-producción de programa nos dimos cuenta que había un verdadero caos en las prisiones de América Latina. En medio de toda esa violencia sobreviven día a día los españoles. A medida que se hacia el rodaje el programa tomó la forma de formato de denuncia social.

P: Como productora del programa, ¿cuál fue el mayor bloqueo que tuvieron para ingresar en las cárceles de América Latina?

R: El bloqueo más grande fue que ningún país quería mostrar la situación de las cárceles ya que al haber menos presupuestos para mantenerlas las dificultades se incrementaron. Nos preguntaban qué queríamos hacer y cuáles eran los motivos para ver el día a día de las prisiones. Las instituciones en este caso se convirtieron en el primer obstáculo ya que ellas no se hacían responsables y no nos garantizaban nuestra seguridad en el interior de las cárceles, pues en la mayoría había más presos que guardias.

“En la mayoría de las cárceles había más presos que guardias”

P: ¿Tenían algún límite de tiempo para grabar en las cárceles?

R: Generalmente, podíamos estar grabando un máximo seis horas por día. En algunas ocasiones tuvimos la suerte de grabar dos días en un período de 12 horas por jornada.

P: ¿Qué tuvo el programa de “Encarcelados” para enganchar a la audiencia?

R: “Encarcelados” enganchó porque mostraba las historias que ninguno de nosotros quisiéramos vivir. Muchos de los españoles al encontrarse en crisis o endeudados terminan por decantarse por el negocio de la droga para solucionar esas dificultades. Estas personas que han sido detenidas en otro país no son delincuentes con prontuarios o con antecedentes criminales, simplemente son personas normales y corrientes que se han encontrado con un problema muy gordo del que no pueden salir.

P: ¿Dónde empieza el éxito del programa?

R: Para nosotros el éxito de “Encarcelados” empezó en el tema digital. La mayoría de la audiencia del programa es gente entre los 30 y los 40 años por lo que podemos decir que es gente que comenzó a ver el programa en la web. Por otro lado, tuvimos de media por cada emisión 2 millones de personas fieles.

P: ¿Cuántos países han visitado y cuáles han sido las cárceles donde hay más presos españoles?

R: Los países que hemos visitado para grabar el programa fueron República Dominicana, El Salvador, Costa Rica, Colombia, Perú, Bolivia y Brasil. La cárcel que más tenía españoles era la Penitenciaria Itai en Sao Pablo, Brasil con un total de 63 españoles.

P: ¿De qué se encarga una productora de contenidos en el programa?

R: Una productora de contenidos es la que se encarga de abrir el camino para poder grabar en el interior de las cárceles. Posteriormente, dentro de ellas intentar conseguir historias interesantes sobre los presos locales y españoles.

P: ¿Cuál es la diferencia entre los presos locales y los españoles?

R: El preso local es una persona que ya sabe cómo se mueve la idiosincrasia del país y entonces se mueve como pez en el agua. La mayoría de los presos locales son delincuentes recurrentes. Por otro lado, el preso español  es un novato y es una persona que al venir de Europa le descoloca al encontrarse con un tipo de cárceles que jamás se imaginaría. Esta sensación de caos con la que viven los presos españoles les genera un bloqueo en lo emocional y anímico ya que no saben cómo actuar. Por esto considero que es peor la situación de los presos extranjeros que la de los locales.

P: ¿Cómo fue el contacto con aquellos líderes de las cárceles?

R: Una de las cosas que nos dimos cuenta era que cada país tiene un lenguaje y cada cárcel tiene un lenguaje además concreto. En primer lugar después de que la institución te diese el permiso para grabar tenías que convencer a “el pluma”, “el coordinador” o el líder. A este jefe que siempre solía ser muy analítico y prevenido había que explicarle los objetivos y la finalidad a la que se quería llegar con el programa. Él se encargaba de nuestra vigilancia en el interior de la prisión y daba la orden de grabar.

P: ¿Han pensado en continuar grabando más ediciones del programa?

R: Estamos estudiando la posibilidad de realizar nuevas temporadas, pero por el momento no hay nada concretado.

About Daniel Velasco Calero

Alumno de 4º de Periodismo en Villanueva CU. Sígueme en Twitter @danielvelasco01

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.