Tres miradas sobre el cine de la mano de Fila 7

filasiete

Con el objetivo de “dar un vuelo divertido y pasar un rato agradable”, Alberto Fijo, director de la revista de crítica de cine Fila Siete, introducía el primer evento formal organizado por la revista, o “reunión de amigos a los que les gusta el cine, la ficción audiovisual y quieren reunirse para hablar de ello”, ¡como prefiramos llamarlo!

Agustín Velázquez, director de Fomento Alumni, insistió en la vocación de continuidad y permanencia que le querían dar a esta iniciativa, que había nacido en medio de una comida del Consejo Asesor de Fila Siete. Paseando por las “Tres Miradas” del cine (producción, marketing y panorama actual), empecemos por la transformación de la idea en un guión, y de éste en un producto audiovisual:

Producir una película: el guión

La guionista Lillian González aseguró que desgraciadamente en España los guiones suelen ser escritos por encargo, ya sea para televisión o para cine.  Esto hace que la iniciativa de un guionista se vea menguada a la vez que su creatividad, teniendo que basar sus escritos en ideas y personajes ya establecidos. Mencionó un hecho que cuesta admitir: el espectador no ve películas españolas, al igual que las películas denominadas de cine clásico.

González afirmó que el cine clásico suele ser asociado a lo “antiguo” o “aburrido”, sobre todo por los más jóvenes, cuando en realidad lo “clásico” hace referencia a temas universales como la amistad o la inseguridad que afloran en cualquier generación.

Para hacer un buen guión hay que tener el don expresar mucho con pocas palabras

Habló de la figura del guionista como una persona solitaria, anti-glamour, que quiere estar fuera de los flashes y las alfombras rojas. ¿Consejos para los futuros guionistas? Leer muchos guiones por internet y ver las películas desde las hojas escritas: cuando se lee un guión se sabe que es bueno de antemano porque es capaz de anticipar la historia visualmente: “El director le pondrá la mano, pero en un buen guión ya se puede prever la imagen que creará”.

Otro consejo a tener en cuenta es que la escritura del guión es muy áspera y hay que tener el don de saber expresar más con pocas palabras.

La producción

¿Sabías que anteriormente la gente iba al cine a ver la película de un productor en concreto? Jordi Gasull, productor y guionista (Séptimo, Las Aventuras de Tadeo Jones), explicó que a  partir de los años 60-70 este impulso cambia a la figura del director, que hoy en día goza de su protagonismo entre el público a la hora de decidir qué película ver o no.

Los altos costes que conlleva la producción de una película o producto audiovisual, y la imprevisible reacción del público, hacen que la producción sea un proceso con mucho riesgo económico. Cuenta Gasull que es deber del productor entusiasmar y convencer de que se trata de un buen guión, de una buena oportunidad y que valdrá la pena apostar por ella.

De todas formas, “en el cine nadie sabe nada”, ya que películas que eran vistas como un hit seguro, acaban dejando salas de cine vacías, y viceversa. Esto primero se podría ejemplificar con la película producida por Disney, El Llanero Solitario (2013) con Johnny Depp, que nunca llegó a los altos números de audiencia que estimaban sus productores.

Jordi Gasull cuestiona también un tema bastante curioso: “¿Por qué las películas épicas americanas venden mucho más que las españolas? ¿Por qué no se hacen filmes sobre personajes históricos españoles como Blas de Lezo?” El cine está cambiando, y muchas películas triunfan por el marketing. 

Gasull terminó su intervención con una frase importante para todos aquellos futuros directores o productores de cine: “Hay que soñar. Pero hay que saber soñar.”

Vender una película

Tono Irisarri, que fue director de Organización y Desarrollo en Globomedia, es un publicista especializado en marketing de empresas audiovisuales.  A él le correspondió explicar cómo el marketing se encarga de jugar con la expectación, generarla y comunicarla a los demás.

En el éxito de una película influyen muchos factores, pero uno de ellos es la competencia que tenga en el estreno

¿Por qué va la gente al cine? Irisarri sostiene que el interés es lo que lleva a una persona a comprarse una entrada y que hay ciertos factores que influyen en el éxito de este interés. Entre ellos destaca el casting, el talento (“dirigido por…”, “escrito por…”), la marca (Warner Bros, Fox…), la calidad o los galardones que haya recibido ese producto audiovisual.

Aparte de otros factores como la distribución o la fecha de estreno, Irisarri no dejó de mencionar este último pero no por ello el menos importante factor: la suerte. Tu película no tendrá el mismo resultado si lamentablemente hay otra de temática o género similar que se estrene en el mismo mes; o si coincide “casualmente” con un hecho histórico reciente, como podría ser el caso de la nueva película de Justin Chadwick, “Mandela: del mito al hombre”. Por lo tanto todo influye en esta industria, sea para bien como para mal.

La promoción, que en el caso de la industria cinematográfica se podría dividir en el teaser, cartel y el trailer, es esencial para que la película sea conocida y genere este interés necesario. Y para que una película sea rentable en términos de marketing, debe recaudar en total cuatro veces más que el primer fin de semana de emisión, por lo que se debe hacer un esfuerzo en realizar la promoción y el marketing de una forma efectiva.

El panorama actual

Ana Sánchez de la Nieta, crítica y directora adjunta de Fila Siete, expuso una visión general del panorama cinematográfico en España, despertando esperanzas al decir que el año 2013 ha sido muy bueno para el cine español.

El arduo y complejo trabajo de un crítico se complica más cuando uno asiste a un Festival de Cine, y más aun si la película a analizar se trata de una película española, que a Sánchez de la Nieta le resulta mucho más complicado de valorar a que si se tratara de una americana. Y es que es difícil ser crítico con un amigo, sobre todo sabiendo la cantidad de tiempo y factor humano y económico que se invierte en realizar una película.

Hacer un crítica de cine es más difícil cuando se conoce a los protagonistas de los que se habla

A la hora de decidir qué película española calificaría como más valiosa del 2013, opta por “Todos queremos lo mejor para ella”, de Mar Coll, la cual sólo fue visionada por 8.000 personas: esto nos da mucho que pensar.

En el ámbito español también destacó la película de Rodrigo Sorogoyen, “Stockholm”, que fue la portada de Fila Siete en la edición 159.

Por último, Alberto Fijo habló sobre el panorama internacional, y recomendó productos extranjeros que vale la pena ver, como “The Good Wife” o “Justified”.

Siguiendo el mismo hilo que ya había empezado Sánchez de la Nieta, Fijo admite que “ciertas entrevistas no las hago, para no comprometerme”, hecho que refuerza lo difícil que es tener juicios sobre un producto audiovisual y tener que fundamentarlos cuando se trata de productores o directores a los que se ha entrevistado anteriormente.

Analizando la figura del crítico, cerramos esta mirada con una frase de Alberto Fijo, que hay que procesar y tener en cuenta: “¿Una crítica es una valoración subjetiva? No, señor”.

About Maia De Zan

4º de Comunicación Audiovisual del Centro Universitario Villanueva. @maiathesun

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.