El diccionario de Jesús del Pozo: éxito, trabajo, inspiración

Jesús del Pozo fotografiado por Jaime Gorospe., en una imagen que le gustaba mucho al diseñador.

Esperanza García Claver, ex directora de Comunicación de la marca Jesús del Pozo y actualmente responsable del Área de Cultura de Moda del IED Madrid, conocía muy bien al famoso diseñador. En una entrevista con cuv3 ofrece su punto de vista del mundo de la moda y destaca la importancia de la constancia y el trabajo. Y nos da una visión muy personal de Jesús del Pozo como artista y como persona.

El diseñador y sus comienzos

Podríamos decir que Jesús del Pozo, fallecido hace ahora dos años y medio, es uno de los grandes diseñadores del siglo XX. Comenzó realizando ropa masculina, que dejó de diseñar pocos años después para dedicarse exclusivamente al diseño femenino. También ha realizado ropa para los más pequeños y fragancias enfocadas a todos los públicos.

Fue un diseñador que formó parte de la “Movida Madrileña”,  la cual surgió a finales de los 70, a la que también pertenecían diferentes artistas del mundo cultural.

Era un ambiente en el que constantemente surgían ideas nuevas, todos los miembros que la formaban, de los que el diseñador era amigo personal, hacían proyectos comunes.

Los referentes culturales de Jesús del Pozo

Jesús del Pozo, como todo diseñador, tenía una serie de referentes culturales. Dentro de la moda, tenía como referencia a Cristóbal Balenciaga y Christian Dior. Era un gran aficionado a la lectura, y sobre todo, a todo aquello que estuviera relacionado con el arte.

En especial le interesaban los “informalistas” españoles,  que además le sirvieron de inspiración para su marca, como el grupo de Cuenca, Tapiès en Cataluña y en Madrid, Saura.

La tendencia de los “informalistas” le sirvió de inspiración para sus diseños

Al final de la calle Almirante, donde sus padres tenían el negocio familiar, decidió instalar su estudio. Cuando hacía el trayecto de un lugar a otro, siempre pasaba por una galería de arte en la que se exponían obras de estos informalistas”.

A parte de servirle de inspiración en la moda, le sirvió para experimentar con el arte,  como se ve reflejado en un lienzo que actualmente está aún  en su estudio: es un  panel dividido en cuatro grandes bloques donde se encuentra una bata del diseñador de un blanco reluciente.

Era una persona con mucha sensibilidad artística. Le gustaba asistir a las inauguraciones de las exposiciones, interesándose especialmente por el color, la textura y la pintura, recuerda García Claver.

Toda la gente que formaba parte de su estudio estaba vinculada al arte.  No había cosa que le gustara más que alguien que no viniera del mundo de la moda.

“Uno encuentra su inspiración cuando trabaja”

Jesús del Pozo era un diseñador que encontraba su inspiración en cualquier parte, pero siempre decía: “Verdaderamente uno encuentra su inspiración cuando trabaja”.

Era  trabajador y constante, siempre se encontraba en su despacho dando el máximo de él mismo. Es más, una de sus grandes frases era: “Solo en el diccionario éxito viene antes que trabajo”.

Ordenado, riguroso, organizado y limpio. Así era Jesús del Pozo.

Fundación Jesús del Pozo

Se interesaba mucho por los nuevos talentos en el mundo de la moda. Tanto es así que en el año 2003 creó la Fundación Jesús del Pozo,  actividad sin ánimo de lucro creada para promover la divulgación y aprendizaje de la moda.

Él veía que los estudiantes carecían de oportunidades en este mundo,  lo que le llevó a crear la fundación, que actualmente sigue vigente. Más de 60 alumnos tienen el gran privilegio de formar parte de ella. Proceden de diferentes universidades, y gracias a ello han podido desarrollar su primera actividad profesional.

Fue el primer diseñador que abrió las puertas de su estudio a los jóvenes diseñadores. Gracias a esto, se puede decir que “no solo se aprendía con él de la moda, sino que también de la vida, era un maestro de la vida”, explica García Claver.

Decía que era fundamental el no aburrirse en el trabajo, ya que, con él, se consigue el éxito.

“La mujer Jesús del Pozo tenía que pasar dos veces”

Le gustaba pulir a la mujer, verla bella, femenina, refinada  y elegante. “La mujer Jesús del Pozo tenía que pasar dos veces” para hacerse visible, afirma su ex directora de Comunicación. No buscaba una mujer llamativa, sino misteriosa. También le gustaba subrayar su modernidad.

La sencillez en la mujer era un elemento fundamental para él, el “menos es más” o “si dudas de algo es porque sobra” son frases con las que se identifica al diseñador, y que luego se van a ver  reflejadas en su marca.

Forma, volumen y color

Los elementos esenciales en sus colecciones eran forma, volumen y color. La forma hacía referencia al diseño, el volumen a lo orgánico, y el color a la armonía. No le gustaban nada los colores estridentes, apostaba más por colores empolvados,“era como la paleta de un pintor”, afirma García Claver.

De carácter atemporal y con matices anti-tendencias, así era la ropa de Jesús del Pozo. Prendas que pasan de generación en generación y siempre estarán a la moda.

Fiel, coherente, divertido e ingenioso

Aunque le apasionaban la ópera y el teatro, su gran afición era su familia y sus amigos. Todos le recuerdan como un gran anfitrión. Mantuvo siempre al margen su vida privada de la profesional.

Era fiel, coherente, divertido, ingenioso  y muy noble: actuaba igual con todo el mundo sin importarle su procedencia. Esta forma de actuar  la trasladaba a la marca.

DelPozo y Josep Font

Actualmente, la marca ha pasado a llamarse DelPozo, siendo su nuevo director creativo Josep Font. Gracias a él la marca se está internacionalizando y sigue vigente. El equipo de diseño se sigue manteniendo, a pesar de que la marca pasara a  ser propiedad de la empresa Perfumes & Diseño” de Pedro Trolez.

Aunque el actual director creativo no sea Jesús del Pozo, siempre se va a mantener la Fundación.  De esta forma se respeta al diseñador y se le hace presente.

(Visited 685 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.