“An apple a day”, la manzana que aleja del pecado

José Pedro Manglano (Foto:Manglano.org)
José Pedro Manglano (Foto:Manglano.org)

Se conocen en la historia tres manzanas que, de una manera u otra, han cambiado el mundo: la manzana de Adán, la de Newton y la de Steve Jobs. Ahora llega una nueva manzana, “An apple a day”, una original iniciativa del capellán del Área de Comunicación del Centro Universitario Villanueva, José Pedro Manglano, que consiste en una colección de pequeños libros que tienen como objetivo que el lector rece cada día y en cualquier parte. Manglano, director de la colección Planeta Testimonio y autor de aplicaciones como ‘iMisa‘, ‘iNavidad’, ‘iPasión‘, ‘iMaría’ y ‘Rezar en el Metro’, explica a cuv3 los detalles de este nuevo proyecto.

Pregunta: ¿Qué incluye la colección que acaba de lanzar?

Respuesta: La colección incluye 15 libros pequeños. 12 de ellos corresponden a cada mes del año, con una consideración o un texto para cada día del mes, y luego hay tres tomos complementarios. Uno se refiere a la Cuaresma, otro al decenario al Espíritu Santo y otro a la octava del Corpus Christi. Incluye además una guía rápida donde se dan 12 claves para entender qué significa eso de “orar”. Cada día se ofrece también un código QR, que lleva a un contenido en internet donde se proporciona una información complementaria. En principio suelen ser vídeos que a priori he escogido y que tienen que ver con el tema del día. Estos códigos hacen que el contenido pueda actualizarse continuamente y que sean libros vivos.

P:¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa?

R: Ser cristiano fundamentalmente es descubrir una persona, que es Cristo, con la que se comparte la vida. El objetivo es que sea un medio para poder dedicar todos los días un rato a estar con Él. Hay épocas en las que tenemos una sensibilidad espiritual grandísima, otras en las que todo nos parece aburridísimo y otras en las que todo nos parece fantástico menos lo que tenga que ver con Dios. Esos altibajos nos pasan con todo, con el trabajo, con la familia, y también pasa con Cristo.  El objetivo es facilitar la relación con Dios independientemente del estado en el que uno se encuentre.

“El tiempo que le dedicamos a Dios nos da luz, un enfoque para el resto del día”

P: Usted dice que con esta colección pretende que la gente pueda rezar cada día y en cualquier parte. ¿Cree que esto es posible en una sociedad en la que aparentemente no hay tiempo para Dios?

R: Yo creo que cada uno sacamos tiempo para lo que realmente nos importa. Contaba una vez la siguiente anécdota: “A una serie de personas les daban unas piedras grandes, otras pequeñas y arena, y les daban un tarro donde debían meter todo. Solo aquel que empezó metiendo las piedras grandes, después las pequeñas y por último la arena consiguió meter todos los elementos en el mismo recipiente”. Es una forma de decir que cuando uno pone las piedras importantes en primer lugar luego caben muchas más cosas, y en la vida también. El tiempo que dedicamos a Dios, más que restar tiempo, rentabiliza el resto del día. Hace que vivamos cada día con paz, con un sentido, una luz, un enfoque. El que lo ha experimentado sabe que esto es así.

P: “An apple a day keeps the doctor away” (“una manzana al día mantiene al doctor alejado”) es la frase que se puede leer al abrir la caja que contiene su colección. ¿Qué quiere decir con esta afirmación?

R: En contraposición con la manzana de Apple, que es una manzana mordida, gris -que en cierto modo es eficaz porque cuando tu “muerdes” en Apple ya casi quedas enganchado en todo ese mundo-, aquí se ofrece una manzana que es verde y además no está mordida, no tiene pecado, es la manzana de la vida. Es la manzana que te ayuda a mantener una salud espiritual, que te mantiene lejos del médico, de la enfermedad y del pecado. Es una propuesta de vida. La manzana de la oración.

P: ¿Esta colección va dirigida a un público con unas ideas y unos principios concretos?

R: Es literatura sencilla, no infantil. Para que cualquier persona en momentos de cansancio pueda acceder de manera fácil a un contenido sencillo. Es una propuesta de oración que a toda persona que quiera pensar y reflexionar le puede servir. Lo óptimo sería que una persona sea capaz de convertir esa lectura en un tema de conversación con Dios.

P:¿Dónde se puede adquirir “An apple a day”?

R: Está en las grandes superficies, en la Casa del Libro, en Carrefour, en el Corte Inglés, en librerías de literatura religiosa, y también en la página web “manglano.org” donde se pueden pedir ejemplares y recibirlos en 24 horas sin gastos de envío.

1 comments

Deja una respuesta