La diseñadora que vistió a los marcianos hace 90 años

Queen of Mars
Diseño Alexandra Exter
Uno de los diseños realizados por Alexandra Exter para la película Aelita

En 2014 se cumplen 90 años del estreno de Aelita, la reina de Marte, película muda de ciencia-ficción dirigida por Yakov Protazanov (1881-1945). La diseñadora Alexandra Exter fue la encargada del  vestuario. Lo más llamativo por innovador son los diseños de los habitantes de Marte.

Aelita es un largometraje de 1924 realizado en la Rusia perteneciente a la antigua URSS. Narra dos historias paralelas que tienen un solo punto de unión: el personaje de Losi.

Losi es un ingeniero ruso, con mucha imaginación, que está a cargo de la Estación de Radio de Moscú. Un día reciben una señal con un extraño mensaje: “Anta Odeh Uta”. En ese momento Losi comienza a imaginarse que estas tres palabras han sido enviadas por la princesa de Marte, Aelita, presa de la dictadura de su padre. A la vez Losi se imagina que su esposa le es infiel y, preso de los celos, la mata.

Losi comenzará a obsesionarse con la idea de viajar a Marte y construye una nave espacial. Una vez allí , ayuda a Aelita a derrocar a su tirano padre. Pero Aelita impone su propia dictadura. Losi despierta impactado por el poder de su fantasía y aliviado descubre que todo ha sido irreal.

Una alegoría sobre el comunismo ruso

Con este argumento, se ha conseguido mantener el interés y la duda hasta el final. El director ha estado ”jugando” con el espectador toda la trama. La mezcla de ficción y realidad se mantiene durante toda la película, sorprendiendo hasta la última escena. Aelita supone una alegoría cinematográfica sobre el comunismo ruso.

Yakov Protazanov adaptó un relato de  Alexei Tólstoi para realizar Aelita. Dirigió adaptaciones cinematográficas sobre novelas clásicas como “Guerra y Paz” (1915) de Leo Tólstoi. Su primera película sonora fue el musical “Marionnettes” (1934), de ideología antifascista.

La banda sonora, elemento crucial de esta película fue creada a partir de temas de Stravinsky, Scriabin y Glazunor. Al ser una película muda, la música ha sido muy cuidada, sobre todo a la hora de comunicar las emociones. La música que define el planeta Marte es muy vibrante y repetitiva.

Aelita hasta cierto punto comparte una estructura similar a la de “El gabinete del Doctor Caligari ” (1919), por el uso de la luz, de los espacios oscuros y del movimiento de cámara.

La diseñadora Alexandra Exter

El vestuario de los soldados de Marte de Aelita se puede relacionar con los de la serie americana “Battlestar Galáctica”, de 1978, siendo Aelita pionera e inspiradora.

El admirable diseño del vestuario de Aelita, es obra de la artista Alexandra Exter (1882-1949). Alexandra nació en Ucrania, cerca de Kiev. Allí estudió en la Escuela de Bellas Artes en 1901. Años más tarde, en 1907, se fue a vivir a París, y una vez instalada, comenzó su carrera como pintora.  Conoció algunos de los artistas que formarán parte de la “avant-garde” rusa: Kandinsky, Korovin, Sonia Terk-Delaunay… entre otros. Su gran pasión por los colores y el dinamismo lo obtuvo gracias a la influencia que Cézanne plasmó en ella.

Estamos celebrando también otro aniversario: el centenario del triunfo de Alexandra Exter como pintora en Italia.

En octubre de 1912, Alexandra Exter se asentó en Italia y quedó cegada por las obras de Soffici, quién la orientó hacia el Futurismo, tendencia que comenzó a surgir ya antes en su estancia en París, como sus cuadros de 1912 y 1913 muestran, por ejemplo en “Ritmos de un Café”. En todos estos años, Exter recibió una educación vanguardista, especialmente futurista y cubista, reflejada en todas sus obras, tanto pictóricas, como en el diseño de escenarios y vestuario.

La primera exhibición futurista en Rusia

Alexandra Exter regresó a Rusia, realizando en 1915 la Primera Exhibición Futurista de Pintura, junto con Popova, Malevich, Puní, Kliun y Tatlin. A partir de 1916, famosos directores de teatro la contrataron para que realizara los decorados de las puestas en escena y los vestuarios para las representaciones: “Famira Kifared” de Annensky, “Salomé” de Oscar Wilde y “Romeo y Julieta” de Shakespeare.

En 1923, Alexandra Exter llegó a su apogeo. Estaba en la cima de su fama. En este momento de gran esplendor en su carrera, Alexandra conoció a Yakov Protazanov, realizando el diseño de todo el vestuario de la película Aelita de 1924.

Su trabajo gustó tanto que le encargaron el vestuario de adaptaciones de Shakespeare o Wilde

¿Por qué volver a ver AELITA? ¿Por qué recuperar a  Alexandra Exter? Sencillamente por la innovación y la actualidad.

Una creadora muy audaz

Al ser una película en blanco y negro, no podemos valorar el color de los diseños, salvo por algunos carteles que se han conservado. Este detalle monocromático aporta un minimalismo en grises, blancos y negros que hace resaltar las texturas sintéticas y doradas.

Lo más característico del arte de Exter, es su vanguardismo, y se nota especialmente en el diseño de los “sombreros” y tocados, en las “faldas” y escotes. Todo ello se impregna de un movimiento muy visual acorde con el medio cinematográfico para el cual han sido creados. Y a la vez es muy lineal y plano por la formación pictórica de esta creadora tan audaz.

Aelita es por tanto, una sorprendente película y gracias a Alexandra Exter es un delicioso paseo por una pinacoteca muy peculiar.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.