Un día con los protagonistas de “El Hormiguero”

“No te creas todo lo que ves en la tele”.”En la tele parece todo muy bonito, pero luego no lo es”. “No es oro todo lo que reluce”. “Aunque parezca divertido, trabajar en la tele acaba aburriendo como cualquier otro trabajo”.

¿Quién no ha escuchado frases de este tipo alguna vez?

cuv3 se ha desplazado hasta el número 516 de la calle Alcalá de Madrid para colarse en las oficinas y en el plató de uno de los programas estrella de Antena 3, con el objetivo de descubrir qué es lo que realmente “se cuece” al otro lado de la pequeña pantalla.

Gente vestida de negro con ropa cómoda y corriendo de un lado para otro observados por las fotos de las caras conocidas que adornan las paredes de los innumerables pasillos. Teléfonos móviles que suenan sin parar. Risas. Una sala de descanso con una mesa llena de ‘snacks’ para recuperar fuerzas. Camerinos preparados para agradar a estrellas nacionales e internacionales. Así es el edificio de oficinas de El Hormiguero.

El equipo del programa

Cuando el visitante logra entrar se da cuenta de que el equipo de este programa ha conseguido crear una especie de microclima en el que convive día tras día durante horas una gran familia. “Entre nosotros somos algo más que compañeros de trabajo; somos amigos de verdad, somos una familia que se ha elegido y construido a sí misma y, las once horas diarias que dedicamos a que el programa salga adelante, se hacen menos largas gracias a eso”, afirma María Casas, directora de comunicación de 7 y acción, productora del programa.

Una familia que no comparte sangre, excepto dos de sus integrantes: Trancas y el Hombre de Negro. Para sorpresa de muchos son hermanos. “El Hombre de Negro cura el estreñimiento, cuando le ves te cagas” o “el Hombre de Negro se rasca el codo derecho con la mano derecha”, son algunas de las perlas que Juan, Trancas, le dedica durante el programa.

Detrás de toda la diversión que se transmite a través de la pantalla hay un trabajo muy duro y constante, como explica DJ Valdi, encargado de poner música a este fenómeno de la televisión que ha triunfado entre las parrillas de programación. Pinchar en diferentes discotecas los fines de semana le ayuda a estar cerca de los jóvenes y descubrir cuáles son las últimas tendencias musicales del momento.

 “Si solo quieres salir en televisión por ser famoso, vas mal encaminado”, asegura Jandro

Jandro, por su parte, piensa que la televisión solo es un medio para hacer cosas geniales. “Si solo quieres salir en televisión por ser famoso, vas mal encaminado”, asegura.

Cuatro horas visitando El Hormiguero fueron suficientes para entender que lo que se ve a través de la pequeña pantalla es el reflejo del esfuerzo de un equipo en el que solo caben personas sin vergüenza, con desparpajo y de risa fácil. Ya que, como afirma Jandro, es un programa hecho para divertir y para que el que llega a casa después de un largo día de trabajo pueda relajarse.

(Con información de Isa Bermúdez)

About Cecilia Vizcaíno Zubiri

Alumna de 4º de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva.

Deja una respuesta