Cigarrillos electrónicos, la moda de los “vapeadores”

Cigarrillo electrónico
Cigarrillo electrónico

Se plantean como una alternativa menos mala al tabaco. Y es que cada día más gente se preocupa por su salud y quiere dejar de fumar. Son muchos los que ya han cambiado sus cigarrillos convencionales por estos cigarrillos electrónicos.

Toda la sociedad es consciente del nivel perjudicial del tabaco en la salud. Este problema lo sufre la gran mayoría de la población, ya no solo fumadores sino que también los que les rodean, los “fumadores pasivos”, que tienen aguantar el humo que estos cigarros desprenden y que también es dañino para la salud. Con estos “vapeadores” lo que se busca es cambiar este tipo de adicción con un menor grado de nocividad.

Pero no a todos convence esta iniciativa, y varios medios de comunicación han informado sobre sus posibles efectos secundarios haciendo cierta publicidad negativa. Por este motivo cuv3 se ha desplazado hasta Arganda del Rey para hablar con Diego Del Río, propietario de un establecimiento que se dedica a la venta de este producto. En su tienda “Vapor y vida” hemos podido informarnos sobre el tema, de si es cierto de que son o no nocivos y de sus posibles efectos.

¿Cómo es el cigarrillo electrónico?

También se le conoce como “e-cig”, “e-cigarrillo” o “vapeador”, principalmente se diferencia de los cigarros habituales en que están formado por una batería y un mezclador y un pulverizador, pueden contener o no nicotina. “Estos cigarros generalmente utilizan una resistencia y una fuente eléctrica para calentar y vaporizar un líquido. El vapor puede tener compuestos como la nicotina o únicamente aromas a la elección del consumidor”, confirma Diego Del Río.

La batería puede ser de modelo automático o manual, a gusto del consumidor. La diferencia entre ambas es que la batería automática se enciende cuando sopla en ella el fumador y la otra se enciende apretando un botón. También hay que decir que el diseño de estos es muy similar al de los pitillos y los puros, con diferentes tamaños y colores.

“Mucha gente se ha unido a esta alternativa del “vapeo” y ha conseguido dejar de fumar”

Del Río afirma que este producto se vende en farmacias pero su precio es más elevado. Por esta razón la gente los suele comprar en las dependencias específicas que se dedican a ello. El “kit de inicio” para aquellos que quieran cambiarse a esta nueva manera de fumar sano oscila entre los cuarenta y cinco euros.

Los “e-cig” en España

“Aquí en España el “boom” de los cigarros electrónicos ha empezado este año, pero desde hace cinco años funciona en EE.UU” declara el comerciante Del Río. Por lo general, en la actualidad hay numerosas disputas sobre el tema del tabaco, las últimas reformas sobre la ley anti-tabaco y espacios sin humo entre otros. En España no hay demasiadas restricciones para hacer uso de estos artículos. Se permite el e-cigarrillo en los trenes de Renfe, aeropuertos y hasta en aviones de Iberia, pero no en colegios u hospitales.

“Se puede “vapear” en sitios cerrados excepto en hospitales y colegios”

Lo cierto es que los “vapeadores” son un buen instrumento para conseguir reducir el daño de tabaco en la salud. Aunque, es en la conciencia y en la fuerza de voluntad de cada persona donde está la clave del éxito para conseguir realmente dejar de fumar.

(Visited 507 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.