La historia del registrador de la propiedad que se hizo nómada

Miquel Silvestre, junto a su moto
Miquel Silvestre, junto a su moto

Miquel Silvestre es un tipo con más bien imagen de boina verde curtido en mil batallas que la de un escritor y aventurero del S.XXI. Sacó las oposiciones de registrador de la propiedad siendo número uno de su promoción. Tras un accidente en moto, vio que necesitaba un paréntesis en su vida y solicitó una excedencia para vivir su sueño de aventura y exploración. Así empezó el Miquel Silvestre que ha recorrido más de 90 países a lomos de una moto.

Nos citamos con él en Tres Cantos, desde donde junto a un grupo de amigos moteros saldrá hacia Ávila para presentar la Ruta América que realizará dentro de poco tiempo. Será el ultimo acto público del 2013. Este viaje irá desde la Patagonia argentina hasta Alaska, donde buscará sumergirse en la historia de la exploración española en América.

P: ¿Cuál es el objetivo del viaje?

R: Los objetivos siempre son diversos, no hay un solo objetivo. El objetivo físico-geográfico es cruzar América. El objetivo histórico es seguir las huellas de los exploradores españoles, especialmente de los menos conocidos para seguir con este proyecto de rescate de la memoria histórica española más profunda. Y el objetivo personal será seguir experimentando la sensación de aventura, seguir inyectando adrenalina en mis venas, y seguir sintiéndome vivo.

P: ¿Con qué apoyos cuenta para esta aventura?

R: Como apoyos económicos para este viaje cuento principalmente con la gente que está siempre conmigo, la que compra mis libros y camisetas, ese es el verdadero apoyo. También con el apoyo de BMW MOTORRAD ESPAÑA que me proporciona la moto y la ropa. Y la marca de neumáticos Metzeler. Pero como te decía, principalmente la gente que inyecta gasolina en mi moto para que yo siga viajando, es aquella que compra mis libros, y así yo siga contándoles historias. Creo que es un intercambio razonable, justo y que a mí personalmente me emociona mucho.

P: ¿Se considera un auténtico explorador del  siglo XXI?

R: Sí, me considero un explorador porque mi actividad es la de explorar, en definitiva yo creo que todos los motoristas exploramos siempre un poco, porque nos gusta perdernos por las carreteras menos conocidas y encontrar nuevas rutas. También por un hecho histórico que yo creo que ya forma parte de la historia de la exploración española. A mí me llena de orgullo haber llegado a Filipinas en moto, haber sido yo el que haya abierto una ruta nueva que nadie antes había hecho. Me supuso mucho esfuerzo y mucho trabajo. Encontré un barco que me llevó desde Borneo hasta la isla de Mindanao, y no había ningún tipo de información en Internet. He abierto esa nueva ruta y la he documentado, porque al final eso es lo más importante. Si te fijas los vikingos llegaron primero a América que los españoles pero sin embargo como no lo documentaron no quedo ningún tipo de rastro.

“Yo soy un escritor. La moto me gusta, pero yo no me definiría como motero”

P: ¿Qué significa el apoyo de los “asilvestrados”?

R: Lo primero es que para mí ya se han convertido en amigos. En segundo lugar, suponen un fenómeno que yo nunca había experimentado y que no había visto. Es un grupo de gente que altruistamente se reúne en torno a un proyecto que desempeña una sola persona, y sirve para regalarles una visión del mundo que les divierte. Normalmente cuando tú te suscribes a la televisión de pago, estás pagando un canal a unos protagonistas a los cuales jamás tendrás cerca. Sin embargo, el grupo de amigos de Miquel Silvestre lo que consigue es tenerme cerca, saber que voy a sus reuniones, que les conozco, que conozco sus nombres. Ellos no son un pequeño apoyo, son un apoyo fundamental que financia mis viajes. Yo vivo de vender libros. Lo que yo hago es escribir, y ellos al comprar mis libros demuestran que yo tengo razón.

P: ¿Escritor o motero?

R: Yo soy escritor. La moto me gusta, pero yo no me definiría como motero. Creo que mi personalidad es mucho más poliédrica y compleja que resumirla simplemente en un faceta que es andar sobre dos ruedas. Dijo Ted Simon que él no era motorista cuando empezó su vuelta al mundo, pero al ver a un hombre montando en moto, dijo que si los estúpidos podían hacerlo, él también. Para montar en moto no hace falta nada, solo tener una mínima concepción del equilibrio. Pero para contar historias  yo creo que sí A mí montar en moto me divierte, escribir me hace sufrir, puesto que tengo que sacar cosas muy profundas de dentro.

P: Hace unos días soltó una “bomba” de que iba a desaparecer un poco de la vida pública. ¿Qué supone este punto y aparte en su vida pública?

R: Yo no creo que vaya a desaparecer como escritor. Como escritor siempre van a estar mis libros. Antes de dedicarme a viajar en moto por el mundo y escribir libros, escribía novelas. Lo que no sé es si voy a seguir manteniendo este nivel de exposición pública el resto de mi vida, porque es realmente agotador. El grupo de amigos de Miquel Silvestre, las presentaciones, las charlas, todo eso es muy agradable, pero también lleva un desgaste físico brutal. Yo hago esto para escapar, para ser libre y de repente empiezas a ver cómo todo el mundo espera algo de ti. Yo no estoy preparado para eso. No se nace para ser una persona conocida. A mí se me da el caso de que todo el mundo tiene mi teléfono, todo el mundo tiene mi correo, todo el mundo tiene acceso a mí, y al final llega a ser una situación agobiante. Yo esto no lo hago para conseguir ese aplauso público. Lo hago porque necesito viajar, necesito escribir y expresar mis sentimientos.

About Íñigo Entrala

Estudiante de 4º de Publicidad y RRPP

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.