Au pair, las niñeras más populares del verano

Agencia Eurolingua Study
Agencia Eurolingua Study

Con el fin de curso y la llegada de unas esperadas vacaciones, los padres se enfrentan a un problema: qué hacen con sus hijos mientras trabajan. La solución más evidente es contratar a un canguro. ¿Pero por qué no matar dos pájaros de un tiro? Un au pair les ayudará con los niños y éstos podrán estar aprendiendo un idioma y viceversa.

Estos programas están regulados la Unión Europea. Sus funciones están regidas por un organismo internacional, que establece como máximo dos años de contratación, aunque los meses más demandados y ofertados son los de verano. Lo que recomiendan las agencias y empresas para adquirir buen nivel es una estancia mínima de seis meses.

“Lo mejor es estar expuesto una larga temporada al idioma”

Juan Garoz, miembro de Eurolinguan Study, explica que una familia no acoge a una au pair durante cuatro u ocho semanas, sino que suele buscar a alguien que se instale e integre, de manera que tanto el niño como la propia au pair tengan tiempo de adaptarse antes de volver a su país.

Qué requisitos se necesitan para ser au pair

  • Conocimiento del idioma: Deberán tener mínimo un nivel “pre-intermediante” de inglés.
  • Edad mínima: Todas aquellas chicas que tengan menos de 18 años no podrán apuntarse al programa.
  • Estancia mínima: 6 meses estancia mínima recomendada y en verano 4 meses (dependiendo de la oferta de familias)
  • Solicitud: Con un mínimo de dos meses de antelación o con tres meses para verano.
  • Seguros: Disponer de seguro de accidentes, repatriación y responsabilidad civil.

“Ser chica o chico no es un requisito como tal. Aunque tenemos demanda de chicos que quieren irse a trabajar, tan solo nos aceptan aquellos que tienen un nivel B1, son profesores y tienen experiencia con niños”, afirma Juan Garoz. Parece que las familias prefieren una chica para que cuide a sus hijos.

La manera más económica de aprender y viajar

El programa de Au Pair es uno de los programas de intercambio más económicos que existe. Hay muchas agencias, al igual que Eurolingua Study, que ofrecen servicios con un coste en torno a 350-500 €. Por otro lado existen páginas web donde la persona sube su CV y las familias contactan con ellas directamente. Es un método totalmente gratuito o, en su defecto, tiene un coste muy bajo.

Según Garoz, el único inconveniente que existe con estos programas es que si alguien tiene un  problema, es decir, si les ocurre algo con la familia o se sienten mal, no hay ninguna agencia local que les ayude a solucionar esos problemas.

“Nosotros somos parte de IAPA (International Au Pair Association), explica. Es una red de agencias que se ayudan y cumplen con unas normas. “Nos apoyamos entre empresas,y en el caso que tenga algún problema la au pair, a parte de nuestro apoyo tiene el apoyo de una agencia local”, añade.

Una experiencia muy recomendable

Vivimos en un país con un nivel de inglés, por desgracia, bastante bajo. Ese “nivel medio” del que todos hablamos es en realidad un A2-B1. Con un 56,4% de paro juvenil una de las cosas más útiles que nos queda por hacer es aprender idiomas.

Las familias prefieren a las chicas antes que lo chicos para cuidar de sus hijos

Como ocurrió en el pasado, la fuga de cerebros está cada vez mas latente. Lo mejor es formarnos en idiomas y volver a España con dos cosas: un mejor nivel de inglés y con una experiencia que no olvidarás.

About Ana Gómez

Alumna de cuarto de periodismo en Centro Universitario Villanueva

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.