Cronut: donut parece, cruasán no es

Una nueva y revolucionaria fórmula llega directamente de Estados Unidos, concretamente desde el corazón de Manhattan. Y llega para quedarse. Los cronuts han supuesto un antes y un después en lo que al mundo de la repostería se refiere. El reputado chef francés Dominique Ansel dio con la receta deseada y en el mes de mayo estos bollos empezaron a venderse en todas sus pastelerías de Nueva York.

El cronut, este híbrido entre donut y cruasán, ya cuenta con millones de fans que cada mañana hacen interminables colas para hacerse con un ejemplar de este novedoso bollo. Tal es su éxito que los primeros días de su venta los reposteros tan solo permitían adquirir dos cronuts por persona, e incluso había quienes que, con tal de hacerse con uno, se lanzaban a comprarlos de “segunda mano” llegando a pagar, incluso, hasta 10 dólares por ellos.

El cronut, este híbrido entre donut y cruasán, ya cuenta con millones de fans

Un dulce aún por descubrir

En Madrid la cosa es bien distinta pues apenas se conoce el significado de la palabra cronut. De momento se pueden comprar en Pareli, panadería situada en el barrio de Salamanca y que cada mañana elabora de manera cien por cien artesanal. Dicen de ellos que son los mejores pero, como para gustos los colores, también se puede adquirir tan original bollo en las pastelerías que la marca Santa Gloria tiene distribuidas en dos Vips de Madrid: el de Velázquez y el de López de Hoyos.

Los más golosos podrán saborear algo que hasta el momento nunca habían tomado: para muchos es un donut, otros piensan que su sabor es del cruasán. Para saberlo solo falta probarlo, y por dos euros se puede contentar al paladar con su exquisita cobertura de chocolate, crema o incluso azúcar.

Objeto de deseo para celebrities

Las celebrities de Hollywood no se quedan atrás, y son cada vez más los que se suman a la moda del cronut. Entre sus admiradores se encuentran Hugh Jackman, Victoria Beckham, Heidi Klum e incluso la mismísima Emma Roberts, que reconoce haber hecho cola para hacerse con uno y, finalmente, no lo pudo conseguir.

¿Te atreves a probarlo?

(Con información de Lucía Páramo Rivas)

About Amaya Huerta

Estudiante de cuarto de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en el Centro Universitario Villanueva

1 comments

Deja una respuesta