Malasaña, el barrio de la moda vintage

imagen_800-v
Tienda vintage, calle Velarde. (Foto por: Manuel Cabrera)

Cada temporada la moda se reinventa. Y así ocurre con los conocidos barrios de la capital. Uno de los más populares, el madrileño barrio de Malasaña, ha sufrido un auge de lo más extrovertido.

Situado en el centro de Madrid, entre Chueca y Argüelles, encontramos este característico rincón, donde el gusto por la moda y la vida vintage son todo un reclamo.

Hoy cuv3 se sitúa en la calle Velarde para hacer un pequeño recorrido por estas tiendas que cada vez son más visitadas.

Ropa de segunda mano versus moda vintage

Algunos consideran que es ropa de segunda mano, donde limpiar el fondo de armario a base de gangas es la clave. Pero esto no puede estar más lejos de la realidad.

Considerado más como un estilo de vida, la moda vintage es todo un entresijo de claves. La ropa es la primera seña de identidad de una persona, y en este estilo es algo más destacado.

En el número uno de la calle Velarde, ese lugar de peregrinación casi ya de manual para los amantes de la moda, se encuentra la tienda algo minimalista, con olor a antiguo, Biba Vintage.

Prendas para hombre y para mujer. Y con una buena relación calidad-precio. “En esta tienda vintage no compramos a particulares pero sí vendemos al por menor. Tenemos auténticas prendas de ultra marca de los años 50, 60 y 70”, asegura Magdalena, dependienta de la tienda.

En Biba Vintage hay auténticas prendas de ultra marca de los años 50, 60 y 70

Una de las características que llama la atención de este pequeño lugar es la venta de curiosidades, y pequeños detalles para el hogar. “No me identifico mucho con la moda vintage, pero me encanta esta tienda por sus pequeños detalles de segunda mano para mi casa. Soy muy amante de la decoración”, asegura Miriam, una clienta en el interior del local.

Tres pasos más abajo, en el número tres, encontramos Magpie. Sus denominados “chollos a dos euros”, son todo un reclamo. La moda de complementos y accesorios son su fuerte. Pero también encontramos ropa de mujer, hombre, calzado, complementos, accesorios y elementos de decoración.

“Como en todos los establecimientos de este tipo, uno tiene que rebuscar y ser paciente hasta ser iluminado por la prensa que enamora. Aunque solo entrar en la tienda y curiosear ya da para mucho”, asegura Ángela, una clienta.

Dentro de sus actividades, mercadillos y eventos especiales en mercados, está la de prestar ropa para trabajos profesionales. Una forma de publicitarse, y dar a conocer la tienda.

En el número dos, la Mona Checa. Una tienda amplia, con mucho que ver entre moda de mujer y complementos. “Nosotros preparamos mercadillos vintages, y llevamos muestrarios de ropa. Lo organizamos todo a través de Internet, de nuestro blog”, asegura Marcos, dependiente de la tienda.

“Algo que miro mucho cuando compro en estas tiendas es el estado de la ropa. Que no tenga defectos, que no huela a húmedo”, asegura Lorena.

Customiza tus prendas vintage

Dentro de esta calle encontramos un tienda sin cartel ni nada que indique que se vende ropa, un lugar casi mágico dentro de toda la calle. Auténticas manualidades vaqueras, de los años 60 y 70, con vaqueros Levi`s. Chalecos, pitillos, parkas militares, todas las prendas pasan por sus manos.

“Me encanta esta tienda. Es una forma de tener algo exclusivo, a un precio muy asequible”, asegura Luis, cliente. Con tachuelas, rotos, con forros de banderas, bordados o parches militares, son algunos de los complementos que le añaden a las prendas. Los pedidos suelen tardar algunos días, entre tres o cuatros, y los precios por las prendas customizadas no ascienden a más de 45 euros.

Siguiendo los pasos de uno de los conocidos barrios de Londres, Covent Garden, la calle Velarde, recoge una pequeña esencia de este estilo de vida.

About Manuel Cabrera Martín

Alumno de 4º de periodismo en Centro Universitario Villanueva.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.