El equipo que llevará el AVE a Orense

Juan Francisco M.Zarzalejos, topógrafo del proyecto
Juan Francisco M.Zarzalejos, topógrafo del proyecto

Un equipo compuesto por 18 trabajadores (cuatro ingenieros de caminos, un ingeniero de minas, seis geólogos, un topógrafo, un director de obra responsable económico y de ejecución, cuatro peones y una secretaria) son los encargados de construir el tramo de AVE entre Zamora-Ourense.

La línea de alta velocidad AVE fue inaugurada el 21 de abril de 1992 con el trayecto Madrid-Sevilla. Una vez conectada Madrid con la capital andaluza, en 1997 se inició la construcción del AVE Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera Francesa. Seis años más tarde, en 2003 se conecta Madrid con y Lérida. En 2007 llegó a la Costa del Sol, en 2010 Cuenca y Valencia, en 2011 se inaugura la línea Madrid-Galicia, entre Ourense y  La Coruña.

En la actualidad se está llevando a cabo la construcción  del tramo entre Zamora- Ourense.

El día a día de este proyecto

La jornada laboral comienza a las nueve de la mañana y finaliza como muy pronto a las siete de la tarde.  Se trabaja veinticuatro horas al día, siete días de la semana. “Cada mañana lo primero que hago es mirar el correo electrónico, por si hubiese alguna comunicación nueva importante”, afirma Juan Francisco M. Zarzalejos, topógrafo del proyecto.

La obra comenzó en agosto de 2012. El plazo oficial es de unos treinta y tres meses aproximadamente, aunque Zarzalejos opina que hasta finales de 2016 la obra no estará terminada. “Debemos llevar alrededor de un 15% o 20%” de obra construida”, afirma.

“Debemos llevar alrededor de un 15% o 20% de obra construida”

Proceso de obra

Este nuevo propósito Zamora-Ourense tiene unos 150-200 kilómetros aproximadamente y está compuesto por veinte tramos.

Primero se agujerea el frente con un yumbo , a continuación se realizan los frentes para colocar las cañas de explosivo, se conectan las cañas y se explota la carga. Una vez explotada, se desescombra con una pala cargadora. Una vez quitado todo el material, se repite todo el proceso, explica el topógrafo.  Una vez terminados seis o siete tramos se procede a realizar las vías. “La  parte del proceso  enfocado a la comunicación como las señales y las vías, las  realizan los trabajadores de superestructura”, señala. Todo el proceso de obra está controlado por la Asistencia técnica de Control de obra “ACO”.

El túnel se elabora a base de explosivos, por lo tanto hay que tener mucho cuidado, está muy controlado. Siempre que ocurre esto hay un control de seguridad vigilando, explica Zarzalejos. La inversión es de unos 100 millones de euros.

Las dificultades a la hora de realizar este trabajo dependen de la litología del terreno, aunque existen estudios previos. “Al encontrarte con una falla, la  piedra está más afectada y se tardará mucho más en tratarla”, concluye este ingeniero.

About Esther Millán Martínez

Estudiante de 4º de periodismo en Villanuva CU

Deja una respuesta