Cómo ser el candidato perfecto en una entrevista de trabajo

entrevistatrabajo
Entrevista de trabajo (Foto: Árach Consultores)

La crisis económica dificulta a los jóvenes la tarea de encontrar trabajo. En los procesos de selección de candidatos, uno de los puntos más importantes es la entrevista laboral. Esta primera toma de contacto físico con la empresa es un momento decisivo puesto que es la oportunidad del candidato para convencer al entrevistador de su valía. Ya no es suficiente un buen currículum; ahora se pide mucho más de los aspirantes.

cuv3 se ha puesto en contacto con distintos directores de recursos humanos con el objetivo de descubrir las estrategias ideales para superar el proceso de selección.

Consejos para enfrentarse a la entrevista

“La preparación es, en la mayoría de las ocasiones, la garantía de obtener un alto porcentaje de éxito. Por tanto antes de acudir a una entrevista de trabajo deberemos prepararnos ante las preguntas que nos pueden hacer y una lista de preguntas para hacer al entrevistador”, aconseja José Luis Martínez Yagüe, jefe de recursos humanos de IFEMA.

Según Juan Antonio Esteban, director de RRHH de ALSA, en los procesos de selección hay una gran competencia y las empresas tratan de buscar al más idóneo, no al mejor. Generalmente, sólo se puede elegir a una persona y no por ello hay que desanimarse ante los descartes.

Natalia López, responsable de desarrollo organizacional del Grupo Lactalis Iberia, asegura que lo mejor en una entrevista es ser uno mismo; aparentar lo que no se es finalmente pasa factura tanto a la empresa como al candidato.

Llamar la atención frente a otros candidatos

Para Manuel González, director de Árach Consultores, es importante ser asertivo, positivo y flexible, además de mirar a los ojos mientras se habla y siempre con una sonrisa. También es importante tratar de mostrar, no de imponer, las habilidades de liderazgo.

“Hay que procurar causar una buena impresión global: desde el redactado del Currículum, el contacto personal con la empresa y el entrevistador, la manera de contar y actuar en la entrevista, y la demostración del interés sincero en el puesto, todo esto, que es prácticamente imposible improvisar, genera una impronta que, naturalmente, influye sobre la decisión final”, afirma Esteban.

Martínez Yagüe recomienda ser uno mismo, manifestándose con naturalidad. Se necesita confiar en las propias posibilidades y hacer creer al entrevistador que está ante el mejor candidato. Proyectar una imagen de seguridad y actitud positiva, de entusiasmo ante la oportunidad de trabajo, es crucial.

Lo que no ha de hacerse en la entrevista

Para Diego Charola, director de RRHH del Grupo Cortefiel, es imprescindible llevar la entrevista lo suficientemente preparado como para no tener que sobreactuar. Natalia López coincide con esta opinión y asegura que no se debe mentir, mostrar desgana y asistir a la entrevista sin preparación previa.

Esreban, por su parte, cree que no mostrarse natural y sincero, intentando cubrir las supuestas expectativas del entrevistador, es el camino más rápido hacia el fracaso. Incluso aunque se supere la entrevista, acceder a un puesto que no se desea o para el que no se está preparado puede condicionar la carrera profesional en el corto y medio plazo.

La imagen y el aspecto físico del candidato

¡Así como te presentes te reciben y así como te comportes te despiden! La imagen es muy importante. Los primeros segundos de una entrevista empiezan por tu imagen y a partir de ahí se desarrollará la misma”, asegura el directivo de Arach.

“¡Así como te presentes te reciben y así como te comportes te despiden!”

Por su parte Martínez Yagüe piensa que en una entrevista de trabajo la primera impresión de los candidatos resulta decisiva: “Es por eso que yo recomendaría, en cuanto a la apariencia, acudir con una vestimenta sobria y discreta, procurando no llamar la atención, y si puedes, es importante conocer previamente cuál es la cultura de la empresa en cuanto a cómo visten sus trabajadores”.

La importancia de un buen currículum

Tanto unos como otros consideran que lo que nunca debe hacerse en un curriculum es mentir ya que “es una magnífica manera de aumentar el riesgo de ser descartado”. Sin embargo, ambos reconocen que hay un elemento en el que sí se puede decir que la norma es “exagerar”: el nivel de conocimiento de idiomas.

Definición de “talento”

Para Natalia López el talento es aptitud más actitud para realizar una actividad determinada. En cambio, para Diego Charola se trata de la capacidad para llevar a cabo una función con un desempeño superior al de la media.

El jede de recursos de IFEMA coincide con el responsable de Cortefiel y afirma que es la capacidad que tenemos las personas para desarrollar una actividad de forma innata o mediante el desarrollo de la práctica y el entrenamiento.

About Cecilia Vizcaíno Zubiri

Alumna de 4º de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.