El Fashion Film Festival desde dentro

Uno de los 'fashion films' presentados al MFFF
Uno de los ‘fashion films’ presentados al MFFF

El Madrid Fashion Film Festival es el primer Festival Internacional de Fashion Film realizado en Madrid, cuyo objetivo es mostrar el trabajo de los profesionales de la industria nacional. Se trata de un festival abierto tanto a profesionales como a nuevos talentos y estudiantes del sector audiovisual, la moda y la publicidad que tiene lugar desde el 28 de octubre hasta el 3 de noviembre en La Cineteca del Matadero de Madrid.

El Fashion Film nace como una necesidad de llenar espacios dentro del mundo de la moda pero sobre todo en las marcas. Empezó con un making of sobre una sesión de fotos a la que se le fue introduciendo una estética, un guión, una iluminación determinada y un sonido, llegando a formar una pequeña película que trasmitiera los valores de una marca.

“Hasta ahora las marcas buscaban transmitir la sensación de sus productos por medio de las imágenes de sus revistas hasta que se dieron cuenta de que lo más importante ni si quiera es enseñar el producto, es simplemente transmitir sus valores“, explica Eugenio Recuenco, director del Festival, realizador y fotógrafo internacional.

A la gente ya no le interesa algo fijo, no le interesan las fotografías, porque es mucho más difícil tener una imagen visual con una imagen, que un una pequeña película. El público necesita estar todo el rato en movimiento, recibiendo diferentes contenidos, más aún, en la Era en la que estamos, en la de Internet.

En la evolución de la fotografía al film, lo importante es contar una idea, transmitir valores y contar historias sin la necesidad de enseñar un producto. “Los films permiten jugar con el tiempo, el ritmo, sensaciones acústicas, los silencios o en que momento quieres que el espectador sienta rapidez o lentitud, es más complejo a la hora de transmitir valores”, afirma German Silva, fundador de Bárbara and Co. Los fashion films permiten contar historias con contenido, duración, con sensaciones y sentimientos, y la Era digital lo permite enriqueciendo el mensaje con carga emocional que es la que al final conecta con el público.

“Lo importante para las marcas es simplemente transmitir sus valores”, afirma Recuenco

Entre las pocas firmas españolas que se han atrevido a crear y difundir sus fashion films, se encuentra Loewe con su campaña Oro que tanto ha sido criticada. “Mientras Prada no tiene que decir ni una sola palabra en sus fashion films para mostrar sus valores porque lo dice todo con imágenes y música, a Loewe le sobraban en la campaña de 2012. Lo que hizo fue destruir marca con ese vídeo”, dice Recuenco. “No es una crítica a Loewe, la provocación a la provocación funciona como Benetton con su campaña con un hombre de sida. España está muy evolucionada a nivel audiovisual y cinematográfico pero nos movemos a niveles muy distintos a los que se mueven otros países“, aclara Silva.

¿Qué es un fashion film?

Debby Smith, consejera de Conde Nast y consejera de Nuevos Proyectos, ha visto a lo largo de dos meses 1.000 fashion films de muchas variedades, “algunos producidos para revistas, lo que me parece espectacular que una revista haya podido hacer una pieza así”, aclara Smith. En su selección priman los buenos vídeos hechos con pocos medios y los relacionados principalmente con el mundo de la moda.

“El fashion film es un vídeo que tiene que tener emociones humanas, tiene que enganchar desde el primer momento, tener una relación imprescindible con la moda y debe ser un acercamiento al consumidor que salga rentable a la empresa o como mínimo crear conciencia sobre la marca“, responde Marta Flores, subdirectora de SModa, a la pregunta sobre qué es para ella un fashion film. Pero los fashion films no sólo están dirigidos a marcas de moda, sino a cualquier tipo de producto susceptible de tener una imagen glamurosa como por ejemplo Freixenet,  Dom Perignon o Agua Di Gio.

Para Emiliano Suárez, director estratégico de Suárez y Aristocrazy, el fashion film es una nueva herramienta de comunicación que hasta ahora no había utilizado casi ninguna marca en España. “A diferencia de lo que se había hecho hasta ahora nos permiten no ser tan coherentes con la marca, los fashion films nos permiten soñar“, dice Suárez, a lo que añade, “el fashion film en España está todavía en observación, es un género por definir, es una apuesta nueva y potente pero todo el universo on-line ya nos está devorando”. En su campaña de Aristocrazy han apostado este año por hacer un pequeño vídeo.

Para una cabecera de moda como SModa un fashion film genera cultura de marca, “da una notoriedad y un prestigio de otro nivel. Nosotros nacimos como cabecera y web, y desde el principio teníamos muy claro que no iba a haber los mismos contenidos en los dos medios”, aclara la subdirectora de SModa.

A lo largo de todo el festival se podrá visitar en en hall de la Sala Azcona del Matadero la exposición fotográfica “Imágenes de la singularidad” de la revista SModa y la pre-view de la colección de Isabel Marant para H&M que se presentará en todas las tiendas el día 12 de noviembre.

About Lucía Díaz Madurga

4º de Periodismo & Título en Comunicación y Gestión de la Moda.

Deja una respuesta