Díaz Soloaga: “El FTA ayuda a ver la realidad de una forma más creativa”

 

Fotografía de Alex Rivera
Fotografía de Alex Rivera

Paloma Díaz Soloaga es la directora del nuevo Título Propio Fashion Trends Analysis junto al ya existente Título de Comunicación y Gestión de la Moda del Centro Universitario Villanueva de Madrid.

La universidad comienza el nuevo curso estrenando un Posgrado de Moda en Análisis de Tendencias que tiene como objetivo enseñar a sus alumnos herramientas para la gestión e investigación de las tendencias en el mercado de la moda. “El Título va destinado a perfiles muy inquietos, ambiciosos, con experiencia profesional”, apunta Díaz Soloaga, desde la Comunicación hasta la Arquitectura o el Diseño, pasando también por Psicología, Marketing y Bellas Artes.

Pregunta: Para usted, ¿qué importancia tiene la moda en el ámbito económico actual?

Respuesta: Si lo comparamos con hace 15 o 20 años, efectivamente la moda española ha adquirido mayor relevancia que le viene dada por los grandes grupos de distribución monomarca. Nombres como Inditex, Mango o Desigual con los que España está demostrando que lo hacemos bien y que lo sabemos gestionar. En el peso de la economía en España, la moda representaba en el año 2012 un 2’7% del producto interior bruto. La moda tiene importancia en la economía española pero si lo comparamos con sectores similares como el del lujo en Italia, aunque es mucho más amplio, aporta un 27% del PIB del país, lo cual no nos tiene que preocupar ni asustar sino que nos tiene que decir hasta dónde podemos llegar a crecer.

P: ¿La crisis está provocando el desarrollo de nuevas formas de entender y comercializar con la moda?

R: Sí, sin lugar a dudas ha llevado a las empresas de moda a introducir un concepto de sobriedad en la partida de los gastos y a eliminar elementos y variables que se consideraban necesarios y a sustituirlos por otros. Desde logística y almacenamiento hasta procesos de abastecimiento de la tienda y nuevos canales de distribución. La crisis ha hecho que se desarrolle mucho el comercio electrónico y por otra parte ha provocado que la atención al consumidor sea mucho más detallada, como por ejemplo que las tiendas se comprometan a devolver el dinero.

P: ¿Por qué se esta desarrollando tanto el sector de la moda en estos últimos años de crisis?

R: El consumo de moda es un consumo grande en comparación con los gastos de la compra y es un elemento que estimula el optimismo, tiene un elemento ilusionante el hecho de estrenar ropa. En las familias que siguen teniendo ingresos, el consumo de ropa no ha disminuido. La crisis no ha incentivado el factor ahorro, la gente joven que sigue teniendo ingresos sigue gastando en moda entre 15 y 45€ y se sigue consumiendo más de 200€ en cada temporada en gente entre 18 y 45 años, al año 400€. En el fondo hay un elemento de olvidar el sufrimiento o el dolor a través de pequeñas compras y la moda responde muy bien a ese mundo que ilusiona y que alegra.

P: Los españoles, ¿somos mejores creadores que gestores en el mundo de la moda?

R: No. Somos muy buenos gestores, el ejemplo está en Zara, Cortefiel, Bimba&Lola. Lo que no sabemos es doblegar la creatividad a las necesidades del mercado, ser capaz de canalizar la creatividad poniéndola al servicio del consumidor. Al español en el fondo le gusta ir arreglado pero no le interesa gastar mucho, la sociedad española va muy bien vestida en su conjunto pero no está dispuesta a gastar grandes cantidades. Por eso se entiende que Zara haya nacido en España.

P: Actualmente, ¿facilita el Gobierno la promoción de empresas destinadas a la moda?

R: Hay un cierto interés por apoyar la moda, pero hacerlo con fondos públicos significa que en momentos de recesión se recortan esas ayudas. El hecho de financiar a los diseñadores ha hecho que se acomoden y que vivan el resto del año con las ayudas recibidas y cuando se han reducido las ayudas el talento ha empezado a estar en movimiento. Sí que hay un interés pero la mentalidad española es un poco paternalista, se piensa que esta ayuda es inexistente y que debería haber una mayor ayuda. Falta todavía un poco de creatividad y no sólo se ayuda metiendo dinero en la cuenta corriente sino también mejorando las zonas comerciales como por ejemplo la calle Serrano de Madrid. Son otras formas de dinamizar y ayudar.

P: ¿Las tendencias de moda definen a las sociedades?

R: Por supuesto. La manera de vestir y las tendencias en moda son parte de la cultura, el idioma, hábitos de ocio, creencias de un lugar, etc. Todo eso se refleja en la moda, las tendencias definen mucho a las sociedades.

P: ¿Qué lugar ocupa la intuición en el análisis de tendencias?

R: Es un punto importante porque las tendencias no se definen por inspiración. Una tendencia es una señal débil que emite una sociedad, algo que con el paso del tiempo se va a consolidar en una evidencia. Hay intuición pero detrás hay un ejercicio de búsqueda de datos, de factores predictores. Una persona que trabaja en el sector de las tendencias es capaz de interpretar cositas pequeñas que ve y que si explota comercialmente se puede llegar a convertir en una tendencia.

P: Le pregunto ahora por el nuevo Título Propio Fashion Trends Analysis. ¿Qué argumentos le daría a alguien que esté dudando en matricularse?

R: El Título no sólo está destinado a la moda sino al life style, al estilo de vida, a la gastronomía, a los espacios de decoración. El Título le va a ayudar a ver la realidad de una manera mucho más creativa y mucho más analítica, una cabeza que piense de una manera que rompa con el hilo que siguen todos.

P: ¿Cómo van a colaborar las empresas en el desarrollo de los proyectos de investigación del Título?

R: Las empresas nos están facilitando briefings con problemas y circunstancias que para ellos tienen un elemento de misterio porque no se han enfrentado a ellos y necesitan ser solucionados. Son empresas que hacen un gran hincapié en el comportamiento del consumidor por eso con el Título se trata de proponer líneas estéticas que encajen bien con ese consumidor. Las empresas están pidiéndonos investigaciones a un perfil muy abierto. Cada estudiante del postgrado tiene que desarrollar un proyecto de investigación para una marca de manera individual durante 6 meses y se lo propone a la marca. Otra manera de colaborar que tenemos con ellos es la oferta de salidas profesionales en formato de prácticas o de trayectoria profesional de manera indefinida. Estamos hablando de perfiles muy inquietos, ambiciosos, con experiencia profesional, es un perfil muy valioso para las empresas.

P: ¿Qué va a ofrecer la Milano experience a sus alumnos?

R: Son tres días de inmersión en la ciudad de Milán en la que se va a trabajar sobre la plataforma TrendsGymnasium del Future Concept Lab que es el sustrato metodológico de nuestro postgrado para hacer investigación de tendencias. Durante estas jornadas los alumnos trabajarán con los creadores de la plataforma, asistirán a seminarios y workshops con empresas de la industria y tratar de identificar el funcionamiento de una ciudad y cómo un investigador extrae datos de esa ciudad.

(Más información en el Título de Comunicación y Gestión de Moda de Villanueva)

About Lucía Díaz Madurga

4º de Periodismo & Título en Comunicación y Gestión de la Moda.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.