Vincent Finch o cómo sacarle partido a eso de Youtube

Con una pértiga hecha con el palo de una escoba y una perilla de mentira; así comenzaron a grabar David Suarez y Martín Gómez, estudiantes de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la universidad Rey Juan Carlos, cuando en 2010 decidieron iniciar su andadura como productores y guionistas de una mini serie documental que narraba la vida del ficticio Vincent Finch.

Este personaje, un director de cine que posee un ego desmedido y nada de talento, les ha servido para empezar a darse a conocer en el mundo audiovisual.

Youtube como plataforma

La serie, formada por seis actos de quince minutos cada uno, ha sido emitida a través de Youtube durante el verano de 2013, llegando, en muy poco tiempo, a reunir unos 25.000 subscriptores en dicho canal, más de 150.000 reproducciones del primer acto, así como más de 8.000 seguidores en twitter.

Parte de este repentino éxito se debe a la multitud de colaboradores conocidos que han participado de forma altruista en la confección del proyecto. Caras como la de Dani Mateo, Alex O’Dogherty, Carlos Areces o Enrique Pérez Vergara (Flipy) han ido apareciendo esporádicamente a lo largo de los capítulos.

Pero a esto hay que sumarle la capacidad que han demostrado tener sus creadores para darle un aire nuevo a subir vídeos a youtube.

En un momento de gran proliferación de videoblogs y tutoriales, y de la aparición de lo que se conoce como “youtubers”, David y Martín han querido hacer algo diferente que no se quedase en el típico vídeo del joven que cuenta sus vivencias enmarcado en un primer plano.

El falso documental representa una crítica a ciertos valores de las sociedades modernas valiéndose de la comedia y de grandes dosis de humor ácido.

1 comments

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.