Un barrio a la espera de la lotería de Madrid 2020

Estadio Olímpico de La Peineta
Estadio Olímpico de La Peineta

Seis de la tarde en el bar “El Estadio” de Las Musas. Cuatro clientes aguardan expectantes a que Verónica, bandeja en mano, les sirva una jarra de cerveza helada que les permita combatir el calor sofocante. “Madrid 2020 es lo que este barrio necesita. Traería no sólo trabajo, sino también ilusión”. Con una sonrisa entre esperanzada y nerviosa, la camarera pronuncia estas palabras en el mejor escenario posible, con el estadio olímpico de La Peineta de fondo.

Verónica es sólo un ejemplo más de todos los vecinos del madrileño distrito de San Blas que cruzan los dedos para que el próximo sábado día 7 en Buenos Aires el COI otorgue, ésta vez sí, los Juegos Olímpicos a la capital española. También lo hace Cándido, presidente de la Asociación de Vecinos de Las Musas, quien considera esta posibilidad como “si le tocase la lotería a este barrio”. Y es que, tal y como él mismo explica, de realizarse el sueño llegaría a la zona una inversión cercana a los 1.500 millones de euros. Sobre todo, Cándido quiso poner el acento en que, de construirse la Villa Olímpica, esas edificaciones pasarían con el tiempo a formar parte de una subasta pública para jóvenes.

Pero ¿cómo afectarían las Olimpiadas al barrio? Héctor Siri, responsable de una inmobiliaria de Las Rosas, augura que “el precio de la vivienda es imposible que suba, aunque sí que es cierto que será una baza a la hora de alquilar o vender”. A pesar de la fuerte inversión que supondría para la zona, tanto Cándido como Siri coinciden en que el barrio “sólo se embellecerá un poco, lo importante ya está hecho”.

La Peineta

Entre el erial que actualmente rodea al Estadio Olímpico y la propia Peineta, se encuentra el conocido como Anillo Verde. Una de las vías para deportistas más frecuentadas de la zona que se convierte en el lugar ideal para comprobar el estado de las obras y pasear. Por este camino, bastón en mano, se acerca Juan José, jubilado y vecino de toda la vida de San Blas quien no se resiste a hablar del lugar: “En cuanto lo arreglen un poco esto va a quedar precioso”. Y es que aunque las bases están puestas, y ya se puede caminar por allí, lo cierto es que el lugar aún está en obras situación que no disuade ni a ciclistas ni a familias.

El sol empieza a caer en Las Rosas y Juan José se apoya en una de las muchas vallas que rodean al epicentro del sueño olímpico español. A través de uno de sus muchos agujeros, mira a la ahora inconclusa Peineta y resume a la perfección el sentimiento de un barrio, de una ciudad, de un país. “Traerá cosas buenas y malas pero es lo que necesitamos en este momento. “Estoy seguro de que este año sí que lo vamos a conseguir”.

(Visited 124 time, 1 visit today)

About Alberto Muñoz

Estudiante de 4º de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva y actualmente becario en el diario EL MUNDO. Anteriormente en Informativos Telecinco y Cuatro.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.