“Es normal señora, yo también me admiro de mí mismo”

Salvador Dalí
Salvador Dalí

“Es normal señora, yo también me admiro de mí mismo”. Con esta frase Salvador Dalí daba por finalizada su conversación con una admiradora francesa que halagaba su arte. ¿Tenía motivos para ello? Una buena forma de comprobarlo es asistir a la muestra sobre el artista que acoge el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. En ella se encuentran cuadros y esculturas de las distintas etapas de su trayectoria. A lo largo de toda la exposición se puede ver lo que más le marcó e impresionó al pintor, así como la primera influencia de los artistas anteriores.

Salvador Dalí, el segundo de los tres hijos que tuvo el matrimonio Dalí i Domènech, fue educado en Figueras, su pueblo natal , para trasladarse más tarde a Madrid, donde ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Durante su estancia en la capital estuvo viviendo en la Residencia de Estudiantes, en la que pudo entablar gran amistad con artistas contemporáneos, como por ejemplo con el poeta granadino Federico García Lorca, hasta el punto de colaborar con él en las ilustraciones de un libro que nunca se llegó a publicar.

A Dalí Madrid se le quedaba pequeño. La guerra civil española, que le provoca gran impacto, queda plasmada y patentada en sus obras. Viaja de forma constante a Francia, Italia y América. Entre 1940 y 1948, viajará de forma continuada con su mujer Gala, y sabrá aprovechar los medios de comunicación de masas del momento para acercar su arte al mundo entero y, su excentricidad al mundo de allí en particular.

Como el mismo Dalí dice, “quiere plasmar ese cielo como pintado por Da Vinci en un paisaje mental y universal” y esto será una constante en sus obras. En sus cuadros costumbristas, los primeros de la colección y de su obra, predominan los elementos que marcan su infancia, como la familia y el entorno natural que le rodea y tanto le atrae. Los ejes por los que se mueve son básicamente el hogar, el paisaje y él mismo.

La exposición del Reina Sofía, hasta el 2 de septiembre

A lo largo de su vida deja constancia de cuánto le influye su mujer Gala, la guerra civil española, la segunda Guerra Mundial y todo el cambio que experimenta la sociedad del momento. Todo esto provoca que pueda experimentar una libertad que, en palabras suyas,  expresa diciendo que él ha sido “el único artista que ha vivido de forma libre en ese siglo y por tanto, el mismo es el surrealismo”.

Poder experimentar de primera mano cómo se educa este artista, en qué ambiente crece, a quién profesa admiración y cómo va evolucionando y cambiando su percepción de la realidad es posible hasta el 2 de septiembre en el Museo Reina Sofia.

2 comments

¡me encanta! este articulo me anima a ir al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en cuanto suba a Madrid. Muchas gracias Marina por estos articulos tan interesantes y de comprension lectora aceptable

Menuda maravilla de articulo! Sencillo, claro y conciso. Es la primera vez que leo algo sobre Dalí que expresa de forma cercana su arte, su forma de ser y plasma su esencia de forma absolutamente comprensible. Enhorabuena a la autora!

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.