Quedamos en la estación Vodafone Sol

La tienda de Vodafone de Sol junto a la boca de metro (Foto: Raquel Serrano)

¿Quedamos en la estación de metro Vodafone Sol? Esta es la pregunta que muchos madrileños podrán hacer a lo largo de los tres próximos años, ya que la compañía británica de telecomunicaciones ha llegado a un acuerdo con la Comunidad de Madrid por el cual la empresa pagará 3 millones de euros por anunciarse en uno de los puntos neurálgicos de Madrid.

El nuevo nombre de la parada de metro más famosa de Madrid llega este sábado 1 de junio. Pero este no es el único cambio que va ha haber en las líneas de metro madrileñas, ya que a partir de septiembre de este mismo año la conocida línea roja (línea 2) cambiará su nombre por ‘Línea 2 Vodafone’.

No hay que olvidar que Vodafone ha pagado 3 millones de euros que se aportarán al servicio del trasporte urbano, y que en una época de recesión tan grave como la que estamos viviendo esto supone una fuente de inversión muy importante.

Con esta técnica publicitaria, la empresa británica pretende que usuarios de la competencia pasen a ser usuarios propios. Sin embargo, Juan Moreno, uno de los habituales viajeros, no piensa lo mismo. “El hecho de que la estación de Sol -por la que pasa todos los días cuando va al trabajo- se llame Sol Vodafone no va a hacer que yo que soy de Orange me cambie de compañía”.

Los efectos de la publicidad de Vodafone en Sol

Parece claro que el nuevo nombre de la estación de Sol es en toda regla una especie de publicidad subliminal, pero este tipo de publicidad no siempre llega a todo el mundo, como sostiene Juan, aunque Maribel Suárez no está de acuerdo.

“Yo creo que es una técnica que está muy pensada, y que va a obtener grandes resultados. Antes de pagar tres millones de euros -que no es cualquier cantidad-, supongo que habrán hecho algo parecido a un estudio de mercado con el que habrán llegado a la conclusión de que les merece la pena pagar ese dinero porque en tres años no sólo lo van a recuperar, sino que puede hasta que lo dupliquen”.

“Sol no es una estación cualquiera, es la estación céntrica de Madrid por excelencia, y por ella no sólo pasan madrileños, sino que pasan personas de todo tipo de nacionalidades, las cuales en sus países respectivos también tienen a Vodafone”, recuerda Maribel Suárez.

¿Debemos llamarla Sol o Vodafone Sol?

Por todo ello, cuv3 planteó a los viajeros la siguiente cuestión: Sol es uno de los lugares donde la gente suele quedar con sus amigos, con su pareja, o con su familia. A partir del día 1 de junio, ¿quedarán en Sol o quedarán en Vodafone Sol?

Apenas unos días antes del cambio de denominación, mucha gente no se había enterado y a la mayoría les parece una tontería este cambio. “Yo soy gallego y llevo viviendo en Madrid casi 50 años. Suelo venir a Sol todos los fines de semana para dar una vuelta por el centro con mis ‘amiguetes’ y cuando quedo con ellos, les llamo y les digo ¡oye, que quedamos en Sol!. Llevo diciendo casi toda mi vida Sol y ahora por una publicidad pagada -que lo que va a hacer es sanear las cuentas de la Comunidad de Madrid- no lo voy a dejar de decir, porque Sol ha sido su nombre de toda la vida y dentro de tres años lo va a seguir siendo”, explica con un punto de indignación José Montes.

Paula Calderón, una joven de 20 años que se describe como una chica a la que la gusta llamar a cada cosa por su nombre, no entiende por qué la gente se empeña en no llamar a la estación Sol Vodafone cuando adopte su nuevo nombre. “Me parece una insensatez por parte de la gente. Estoy muy de acuerdo con la medida que ha llevado a cabo la Comunidad de Madrid. Es una estrategia de publicidad super novedosa y espero que con esta técnica la gente se modernice y dejen atrás lo cotidiano, lo de toda la vida y empiecen a introducirse un poco más en el mundo de la comunicación”, esplica Paula Calderón.

La crisis del metro de Madrid

Durante los dos últimos años, los recortes en España han sido más que evidentes, y el metro madrileño no se queda atrás. Estos últimos meses ha habido numerosas huelgas por parte de sus trabajadores, que protestan en contra de la decisión de la dirección de reducir sus salarios un 10%, a lo que se puede añadir la subida del precio del billete.

Esta inyección de dinero para el Metropolitano puede suponer la recuperación de la economía del trasporte, pero Esther Taboada no piensa igual: “No me creo que ese dinero sea para la recuperación económica del trasporte madrileño, ni para sus trabajadores, por lo que pienso que es una medida que no tiene ningún sentido”.

No todo el mundo puede coincidir en la misma opinión, pero en lo que sí parece evidente es en que cada vez que todo aquel que pase por Sol estará expuesto a la publicidad de Vodafone.

Sol Galaxy Note, el precedente

En abril del pasado año, la estación de Sol fue rebautizada con el nombre “Estación Sol Galaxy Note”. La marca Samsung pagó una cantidad de dinero que no fue detallada por anunciarse durante un mes en los andenes y carteles. Esta fue la primera medida del por aquel entonces recién estrenado consejero de Infraestructuras y Transporte de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, cuya decisión fue parodiada en la red social Twitter bajo el hashtag #estacionespatrocinadas.

(Artículo publicado en “La Correspondencia de Villanueva”. Puede consultar aquí el periódico completo)

About Raquel Serrano Martín

Estudiante de 3º de Periodismo

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.