Si tiene un talento oculto, nosotros se lo encontramos

Noemí Merchán, de Kaaizen, durante  un seminario de empleabilidad (Foto: villanueva.edu)
Noemí Merchán, de Kaaizen, durante un seminario de empleabilidad (Foto: villanueva.edu)

“Una persona no puede ser feliz hasta que su perfil no encaja con el trabajo que busca”, afirmó Noemí Merchán durante un Encuentro Profesional con los alumnos del Centro Universitario Villanueva. Merchán estudió Derecho, pero se especializó en recursos humanos y a día de hoy tiene una empresa, Kaaizen, con la que se dedica a encontrar el talento oculto de los solicitantes de un empleo.

“¿Quién soy? Eso es lo más importante”, explicó Merchán. Su trabajo consiste en preparar a los profesionales para una entrevista. Cuando tiene a una persona delante intenta sacar el perfil oculto, y para ello es imprescindible saber qué hay en él que le diferencia del resto.

La ponente expuso las claves para poder elaborar un buen currículum, que resulte atractivo y sea diferente al del resto de aspirantes. Además, insistió en la importancia del momento de hacer una entrevista de trabajo para mostrar lo mejor de uno en un tiempo reducido.

Consejos para orientar el futuro profesional

El primer paso, y al que se dedica la mayor parte del tiempo, es la reflexión, que consiste en identificar tu objetivo a medio plazo, tu ventaja competitiva en el objetivo elegido y dar claridad y sentido al futuro profesional. Para ello es necesario hacerse preguntas constantemente, detenerse mucho en las propias habilidades. En resumen: lo que yo conozco, lo que me dicen los demás, y lo que no sé, pero me voy a parar a intentar descubrir.

El siguiente paso es tener las respuestas trabajadas y hablar desde el punto de vista del que escucha, acostumbrarse a responder a lo que preguntan, no de forma directa, sino dándose a conocer.

Qué puedo hacer, qué sé hacer, qué quiero hacer

Lo siguiente es definir los objetivos profesionales que ayudarán a realizar una buena búsqueda y campaña de marketing, teniendo claro en lo que se quiere trabajar y qué se puede aportar. Para ello se han de responder a tres preguntas: qué puedo hacer, qué sé hacer y qué quiero hacer.

Lo que diferencia un deseo de un objetivo es el compromiso. Escribirlo en un papel ayuda a adquirir ese compromiso con uno mismo. Tener clara tu propia contribución al mundo: tu talento, tus valores y tus pasiones. Esta última es la ventaja competitiva, lo que hace que yo me diferencie del mundo. Una contribución única.

También es importante saber cuáles son tus anclajes, aquellas cosas que no cambiarías de tu vida aunque te ofrezcan el mejor trabajo, como por ejemplo la dedicación a tu familia o el tener una mascota. Saber tus limitaciones de tiempo para que el horario que te ofrecen se adapta a tus necesidades.

Cómo hacer un buen currículum vitae

Las empresas demandan a profesionales con un alto nivel de cualificación, que se adapten a las nuevas tecnologías, que se comprometan con los proyectos y sean flexibles a los cambios, así como disponer de una gran capacidad de análisis, buena planificación, que la superación sea su principal meta y saber trabajar en equipo.

Por tanto para que el currículum sea atractivo debe tener en cuenta los siguientes aspectos: una breve síntesis de lo que has hecho, un perfil objetivo y claro de tus habilidades y competencias, tus logros y tu discurso.

Merchán concluyó su ponencia ante los alumnos de segundo de Comunicación Audiovisual y Periodismo recordando la frase de Séneca:  “Porque… si no sabes hacia qué puerto navegas, ningún viento te será favorable”.

(Con información de Paloma Soto)

Deja una respuesta