Slow fashion: la moda, estado de felicidad

Jesús Vega, ex miembro del consejo directivo de Inditex (Foto: Mercedes Matji)
Jesús Vega, ex miembro del consejo directivo de Inditex (Foto: Mercedes Matji)

Las VII Jornadas de Moda y Comunicación han empezado pisando fuerte, creando un clima de debate y reflexión. Este miércoles Paloma Díaz Soloaga, directora del Título de Comunicación y Gestión de Moda del Centro Universitario Villanueva, presentaba el que durante tres días será el lugar de encuentro para expertos e interesados en el sector textil, en nuevos hábitos de consumo y moda en general. cuv3 acudió a las ponencias de Susana Patiño y de Jesús Vega, que ofrecieron puntos de vista muy diferentes sobre el tema de este año, el concepto de Slow Fashion.

[Vea las mejores imágenes de las Jornadas]

Moda para el medio ambiente

Slow Fashion, ¿tan solo una tendencia? Sobre esta pregunta versó el seminario de Susana Patiño, con la finalidad de introducir a los asistentes en el mundo ecológico y sostenible, que son al fin y al cabo términos que engloba la palabra slow. Es un concepto que se opone a la esencia de la moda tal y como se conoce hoy en día, que tiene cada vez más adeptos pese a que parece contradictorio que oponerse a  un fenómeno global como la moda pueda llegar a alcanzar el éxito.

Sostenibilidad, modo de vida alternativo

La explicación radica en que el concepto de sostenibilidad no solo implica moda, sino que se ha impuesto en la sociedad como un modo de vida alternativo en el que prima el cuidado del medio ambiente.

La moda ejerce un papel importante en cuanto a que la producción de ropa repercute negativamente en el entorno. De hecho, el uso de las prendas está íntimamente relacionado y como consecuencia de ello cada consumidor es, en cierto modo, culpable.

¿Qué utilidad se le puede dar a la ropa que pasa de moda? Creatividad. Hoy en día muchos diseñadores o marcas como IOWEYOU, ven en el reciclaje de materiales una nueva moda, que  no busca el mero beneficio económico, sino que trabajando a su ritmo sin dejarse influir por la frenética actividad de la moda de masas, y concienciando a los consumidores al tiempo que logran su fidelización, pueden satisfacer las mismas necesidades que el fast fashion.  

Satisfacer al consumidor final, la clave del éxito

Por su parte, Vega, ex directivo del grupo Inditex, intentó dar sentido a las diferencias que hay entre slow fashion y fast fashion durante su ponencia titulada “Estrategias de las empresas para acercar el glamour de la moda a un público masivo”, aunque en realidad fue más allá de las técnicas comerciales o de marketing adoptadas por grandes empresas como Inditex, porque relacionó el punto de vista sostenible de la moda con su finalidad, que es generar riqueza.

Para entenderlo es necesario saber que moda no es “ropa”, moda es un estado espiritual y etéreo, un estado de felicidad que buscan las personas y al que da respuesta el slow fashion. Las marcas tratan de satisfacer esa necesidad, pero no se debe olvidar que son empresas cuyo objetivo es enriquecerse, generar riqueza, empleo en los países y recursos.

Por lo tanto ambos conceptos no se pueden entender por separado, además comparten una característica: llegar al consumidor a través de todo un proceso que le haga sentirse único y diferente al resto. El slow fashion lo consigue a través de la customización personal de prendas, y el fast fashion, mediante la creación de experiencias o sensaciones en el momento de compra y creando productos que responden a los gustos de los clientes.

¿Éticamente correcto?

Al finalizar la ponencia de Jesús Vega se creó un pequeño debate en el que participaron algunos asistentes y el ponente enfrentando puntos de vista con mucha carga social. Por una parte, ¿prima el beneficio económico por encima de todo? ¿Se puede llegar a discriminar ciertos sectores de la sociedad de manera intencionada para seguir en una posición de liderazgo? ¿Producir más por menos justifica la vulnerabilidad de las personas y violación de los Derechos Humanos?

La polémica está servida y tanto slow como fast fashion deben evolucionar en una misma dirección para encontrar el equilibrio que beneficie verdaderamente al conjunto de la sociedad.

(Más información en el Título de Moda de Villanueva)

1 comments

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.