Salazar-Simpson: “No os contentéis con la primera respuesta que os den”

Gonzalo Salazar-Simpson, durante su intervención en las Jornadas de Comunicación (Foto: Carmen Fumanal)
Gonzalo Salazar-Simpson, durante su intervención en las Jornadas de Comunicación (Foto: Carmen Fumanal)

“¡Hay que ser simpático!”. Con este consejo tan elemental pero eficaz finalizó la conferencia Gonzalo Salazar-Simpson, director de la ECAM (Escuela de Cine y Televisión de Madrid) y el creador de la productora La Zona, responsable, entre otras, de la exitosa “No habrá paz para los malvados”. Su historial y su marcado carácter emprendedor han sido sus bases fundamentales para el desarrollo del encuentro que ha ofrecido a los estudiantes del Centro Universitario Vilanueva, en el marco de las IX Jornadas de Comunicación Audiovisual.

Observar, escuchar, actuar

Salazar-Simpson incidió en las diferentes fases que debe seguir todo emprendedor que decida involucrarse en un proyecto. Como él mismo dice, “todo empresario debe ser emprendedor, pero no todo emprendedor ha de ser necesariamente empresario”. Cimentado en esta idea, señaló que “los alumnos deben olvidarse de estudiar para aprobar, sino que deben empezar a estudiar para aprender. Lo importante es la capacidad de adoptar métodos de aprendizaje”.

Sobrevivir y triunfar en el mundo audiovisual es una tarea muy ardua, y más aún en los tiempos de crisis en los que estamos inmersos. Para poder introducirse en él y conseguir hacerse un hueco, es fundamental una serie de pasos anteriores y una actitud firme desde el principio: “Debéis estudiar y observar un tema; haced preguntas y no os contentéis con la primera respuesta que os den; escuchad el ambiente, a los periodistas…”.

Estos primeros escalones son básicos para poder llegar a lo alto de la escalera. “Posteriormente debes plantearte los primeros objetivos para poder tomar las decisiones correctas. Fue así como llegué a crear La Zona”, aseguró.

Fracasar para triunfar

Hay que recordar que Simpson proviene del mundo de las finanzas, de un sector alejado totalmente del cine y del teatro. No hay que olvidar por tanto que no todo han sido facilidades y triunfos. De manera amena y divertida, explicó que “al principio me equivoqué muchísimo a la hora de ofrecer una obra de teatro. Yo pensaba que lo importante era la obra; pero, tras mi primer fiasco, me di cuenta que en teatro es más importante el lugar donde se ponga en escena la obra”. También recalcó que “el triunfo o fracaso de un producto audiovisual en muchas ocasiones depende de factores que no puedes controlar, como el éxito o no de la elección del título”.

La importancia de especializarse

Tras su intervención, concedió una entrevista a cuv3, en la que señaló, entre otras cosas, que “a pesar de que es importante saber de muchas cosas y tener conocimientos de varias áreas, no debemos olvidar que es preferible especializarte en aquello que te gusta, porque solo así sabrás desarrollar la idea que te toque defender en el futuro”.

Por otro lado, señaló que “la ECAM no tiene nada que envidiar a unas prácticas de director de cine en Los Ángeles. Depende más del talento de cada uno que del lugar donde desarrolles tus capacidades”.

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.