Carles Francino: “Lo pasé mal al sustituir a Gabilondo”

Carles FrancinoCarles Francino (Barcelona, 1958) dio la sorpresa en 2005: se convertía en el sustituto de Iñaki Gabilondo al frente del programa más escuchado de la radio española, Hoy por Hoy de la Cadena Ser. Para los oyentes que no fuesen catalanes era un periodista desconocido, ya que durante los 20 años anteriores había trabajado en los informativos de TV3. Esta temporada radiofónica (2012-2013) estrenaba reto, cambiaba de horario, pasaba a la tarde para dirigir La Ventana, un formato diferente donde el minuto a minuto de la información cede espacio al entretenimiento.

P: Llegó a la Cadena Ser para dirigir el programa más escuchado de la radio española, ¿por qué dijo que no la primera vez que le ofrecieron conducir Hoy por hoy?  

R: Porque estaba “acojonado”. Yo trabajaba en Cataluña, en TV3. Tenía un prestigio y no me había planteado volver a la radio ni regresar a Madrid. Sin embargo, a los 15 días, cuando volvieron a la carga, lo acepté con mucho miedo y con mucho respeto, pero con gran ilusión. Pensé que merecía la pena intentarlo, aunque no estaba convencido de que llegase a conseguirlo. Los primeros tiempos del Hoy por Hoy fueron muy duros, ha sido la etapa de mi vida profesional donde peor lo he pasado.

P: ¿Por qué?  

R: Iñaki Gabilondo dejaba un hueco tan grande y era un periodista tan importante en la Cadena Ser que había mucho miedo en la redacción, y eso se nota. Es el peor escenario para tomar decisiones. El miedo paraliza y confunde. Me sentí solo durante la primera época, y eso cuesta. Durante un tiempo lo pasé mal. Lo confieso, y no me da rubor hacerlo: pensé si había tomado la decisión equivocada. Pero después la situación mejoró y nos ha ido muy bien. Estoy contento con el resultado.

P: Según una reciente encuesta del CIS el periodismo es una de las profesiones peor valoradas ¿qué se ha hecho mal en las redacciones?

R: No se puede generalizar. Ya sé que las encuestas deben dar retratos generales, pero en el periodismo, como en todo, me niego a generalizar. No hay un retrato único, sino una imagen con muchos colores, muchas luces y muchas sombras. Creo que debemos ser autocríticos. Por ejemplo: el hecho de normalizar las ruedas de prensa sin preguntas nos hace un daño terrible. Creo que no hemos sido combativos con nuestros anticuerpos. No me gusta criticar a los que se consideran compañeros de profesión pero, como pasaría en la medicina, si un médico se entera de que otro doctor opera mal y de que hay pacientes que mueren, le denunciarán. Creo que a nosotros nos ha faltado combatir a los anticuerpos. El periodismo hoy tiene una imagen contaminada fundamentalmente por los anticuerpos. Ahora hay dos problemas: la precariedad, con la que no vamos a ningún lado, y la confusión. ¿Tenemos claro lo que es el periodismo? Yo creo que sí, pero no creo que todo el mundo tenga claro lo que es este oficio.

P: En las redacciones conviven grandes nombres que cobran sueldos astronómicos y redactores con contratos precarios, ¿es uno de los factores que contribuye a esa situación?  

R: Los que estamos en un lugar consolidado tenemos la obligación de luchar contra eso, aunque no me considero un gran nombre ni cobro un sueldo astronómico. Tengo la conciencia tranquila porque lo intento combatir, aunque se consigue lo que se consigue. Aquí la última palabra la tienen las empresas de comunicación. Los empresarios tienen que estar convencidos del valor de nuestro trabajo. Este no es un oficio comparable a una cadena de montaje o una tienda de churros. Una sociedad sin medios de comunicación potentes e independientes es una sociedad enferma. Debe haber empresarios convencidos de esto, algo que no solo se refleja en la cuenta de resultados. Hay pocos nombres y pocas empresas en este país que se crean esto.

P: Usted empezó en una emisora de Tarragona, ¿cómo recuerda ese primer contacto con la radio?  

R: El primer contacto fue una prueba locutando una crónica de fútbol y la primera entrevista se la hice a un entrenador del Nástic de Tarragona. Echo de menos la falta de complicaciones de aquella época. Las cuatro cosas fundamentales de este oficio las aprendí en una emisora pequeña, donde hacíamos de todo, incluso barrer. Esas lecciones me han servido en Canal +, en TV3 y en la Cadena Ser. Al final no es un problema de tamaño, sino de principios, y esto los periodistas deberían tenerlo muy claro.

(Visited 447 time, 1 visit today)

About Laura Galaup

Alumna de 5º de Periodismo

3 comments

En la ventana de hoy he escuchado unos comentarios sobre la sanción a determinadas entidades bancarias y otros de un abogado que se llama Juan Moreno, y querría añadir un comentario:

– el hecho que no se produzcan operaciones interbancarias no implica necesariamente que el tipo euribor sea cero, si bien pueden darse préstamos a tipo cero o negativo.

– la mayoría de préstamos hipotecarios establecen un tipo de referencia sustitutivo para los casos de falta de publicación del tipo principal, generalmente para el euribor el IRPH.

Un saludo y felicidades por el programa, que hace los trayectos más cortos!

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.