Noche de tablaos flamencos en Madrid

Tablao de Las Carboneras, en Madrid (Foto: Rosa Ferrín)
Tablao de Las Carboneras, en Madrid (Foto: Rosa Ferrín)

A pesar de la crisis, los tablaos madrileños siguen teniendo su cartel de completo y no paran de recibir clientes extranjeros. Diferentes nacionalidades, gentes, culturas, pero una sola unión: el flamenco. Los tablaos madrileños no dejan de crecer, la mayoría de ellos gracias a los clientes españoles amantes de este arte y  rusos, japoneses y coreanos, los más fieles.  cuv3 ha recorrido algunos de ellos.

Tablao flamenco de Las Carboneras

De estilo moderno -algo poco común en un estos casos-, una combinación de blancos, grises, negros y rojos cuyo contraste con los murales flamencos en las paredes y unas sillas negras al más puro estilo andaluz desvelan que se trata de un tablao. Una combinación perfecta entre un modernismo vanguardista y lo más clásico del flamenco. Se trata del tablao Las Carboneras, situado en el Madrid más castizo, en los bajos del antiguo Palacio del Conde de Miranda.

Es el tablao de más corta trayectoria, pero “muy valiosa” según cuenta Javier Esquinas, el jefe de sala del local. “La gente sobre todo destaca la calidad en este escenario, los grandes artistas que tenemos”. Esquinas asegura que la crisis no les ha afectado para nada: “Tenemos los libros de reservas llenos para meses. Nuestro público mayoritario son extranjeros, sobre todo coreanos y japoneses, la gente que viaja tiene un poder adquisitivo alto”.

Un total de ocho artistas componen el cuadro flamenco de Las Carboneras (cuatro bailaores, dos guitarristas y dos cantaores). “Hay artistas fijos y otros que van rotando, asique los espectáculos cambian cada 15 días, siempre hay variedad”, explica Esquinas.

Villa Rosa: Hemingway y Ava Gardner, clientes de lujo

Sin salir del Madrid más castizo, el arte se mueve hasta la Plaza de Santa Ana para encontrarse con el tablao Villa Rosa, uno de los más conocidos por su impresionante fachada que representa paisajes andaluces y madrileños de estilo mozárabe. Es uno de los tablaos más antiguos de Madrid con más de 100 años. Abierto durante la Guerra Civil, ha recibido a artistas internacionales como Hemingway o Ava Gardner y políticos como Primo de Rivera o el monarca Alfonso XIII.

La jefa de comunicación y eventos del local, Rebeca García, explica que “no hay un tablao en Madrid que tenga tanta variedad artística, que cambian mucho sus actuaciones y pasan y han pasado por él grandes artistas de la talla de Lola Flores, Juanito Valderrama o Dominguín y los tacones de Sara Baras o Joaquín Cortés”.

El artista Antonio Cachón es quien llevó este tablao a su máximo esplendor. En los años 30 se incorporó y fue llevando artistas hasta convertirse en uno de los más visitados de la capital. “En la inauguración hubo 21 coches nobiliarios en la puerta, algo que jamás se había visto en Madrid”, explica la portavoz de la sala.

El tablao flamenco de Madrid con los precios más bajos

Uno de los rasgos distintivos de Villa Rosa es que es el tablao que tiene los precios más económicos. “No queremos ser elitistas, queremos ofrecer calidad más barata, para que sea más asequible, y la gente vuelve porque percibe esta calidad, con 40 euros ofrecemos cena y espectáculo. Los viernes y sábados es imposible coger mesa, y los jueves ya empieza a haber problema”, aseguran.

Sus clientes principales son extranjeros, sobre todo porque trabajan con particulares como agencias de viajes y organizadoras de eventos. David Shabani, otro de los organizadores, cuenta que también trabajan mucho con Embajadas, Ministerios y organismos oficiales: “Casi semanalmente tenemos visitas de embajadas”. El cuadro flamenco se compone de cinco artistas. “A algunos de ellos sólo se les ve aquí como a Pepe Flores o Jonathan Miró, coreógrafo, bailaor profesional y actual jefe artístico del local”.

Otra de las peculiaridades de Villa Rosa, donde fue rodada la película “Tacones Lejanos” de Almodóvar, es que tiene un programa propio de radio, “En Territorio Flamenco”, que se emite en directo desde el tablao y está dirigido por Paco Macías. En él se realizan entrevistas a grandes artistas del mundo del flamenco.

La historia del Café Chinitas

Por último, otro de los tablaos más antiguos se remonta al año 1800 en Málaga, luego trasladado a Madrid, Café Chinitas, al más puro estilo andaluz, diseñado por el pintor Manuel Mampaso y el arquitecto Luis Carruncho. Su jefe, Agustín Torres, confiesa que “la crisis se nota en el público europeo porque el ruso o el asiático no fallan”.

Este tablao es el único local que ha juntado a tres reyes en un mismo espectáculo: “el rey de Marruecos, el de Bulgaria y el de España se vinieron un día los tres solos a cenar, además, Juan Carlos es un fiel seguidor nuestro, lo ha frecuentado mucho”, confiesa Torres.

Otros tantos tablaos madrileños como el Corral de la Morería, Casa Patas, Torres Bermejas o el Arco de los Cuchilleros también exponen lo mejor de este arte. Mientras estos locales existan, mientras los extranjeros sigan amando el flamenco y los españoles conservándolo, los zapateados, guitarreos, castañuelas y mantones al viento seguirán retumbando en la memoria de este Patrimonio Inmaterial de la Humanidad: el flamenco.

(Artículo publicado en “La Correspondencia de Villanueva”. Puede consultar aquí el periódico completo)

About Rosa Ferrin

Alumna de 5º de Periodismo

1 comments

Deja una respuesta