“Danke” Benedicto XVI: la verdadera historia de una foto

Un "danke" a Benedicto XVI en la Plaza San Pedro
Un “danke” a Benedicto XVI en la Plaza San Pedro

Ahora que la Iglesia elige a su nuevo Pontífice, con la reunión del cónclave a partir de este martes, se hace más palpable que nunca la marcha de Benedicto XVI. Todos estos días de frenética actividad en Roma han dejado muchas imágenes, pero pocas tan expresivas como la foto de cinco jóvenes sosteniendo en la Plaza de San Pedro otras tantas cartulinas que formaban la palabra “danke”, “gracias” en alemán.

En un día como hoy, en el que todo el mundo cristiano está pendiente de la reunión de los cardenales, quizás es un buen momento para  tomar aire, respirar y dedicar una última mirada al Papa emérito que ahora medita en su retiro. Y para emplear un segundo en una de las curiosidades que ha dejado este acontecimiento

La fotografía que acompaña a este reportaje dio la vuelta al mundo en un día. Además de salir en la emisión televisiva del ángelus con el Papa, periódicos de diferentes países la publicaron en sus páginas. En un pie de foto de alguna de estas publicaciones pude leer: Fieles alemanes dicen «Gracias» al Papa.  Sin embargo, ninguna de las personas que alzan esas letras tiene la nacionalidad alemana.

En este artículo contaremos la verdadera historia del “danke”. En la Plaza de san Pedro, esta redactora pudo conocer a las protagonistas de este particular agradecimiento a Benedicto XVI.

La D era llevada por Maureen, una keniata que estudia filosofía en Roma. La A era Bénédicte, una chica francesa que lleva en Roma ya unos años, estudiando Derecho Canónico y que habla italiano con el característico deje de su lengua materna. Bessie, de Guatemala, lleva en Roma pocos meses, pero parece que ha sabido elegir el momento de venir a la ciudad eterna. Ella llevaba la NLa K es María, española de Valencia, estudió psicología y lleva unos años en Roma profundizando en los estudios. Y, finalmente, la E es Julia, regia, de Monterrey (México) y la causante de todo.

Un mensaje para el Papa

A ella se le ocurrió pocas horas antes de salir hacia el Vaticano escribir un mensaje al Papa diciéndole simplemente “Gracias”, pero cuando se lo contó a sus amigas, viendo el panorama de internacionalidad, se sintió un poco ridícula queriendo imponer su lengua frente a las demás.

Entonces, pensaron poner Merci. Bénédicte apoyaba la propuesta, pero a alguna se le ocurrió una solución mejor: escribir en el idioma del Papa. Así se lanzaron a la Plaza de San Pedro con un DANKE que quería ser un homenaje a Benedicto XVI y que expresaba lo que tantos de los allí congregados querían decir al Papa con su presencia y sus aplausos.

 

(Visited 219 time, 1 visit today)

About Gema Bellido

Corresponsal de cuv3 en Roma. www.alaspuertasdelconclave.blogspot.it

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.