Secretos de backstage en la Fashion Week Madrid

Backstage de Amaya Arzuaga (Foto: Lucía Garrido)
Backstage de Amaya Arzuaga (Foto: Lucía Garrido)

La Mercedes Benz Fashion Week Madrid ha llegado a su fin. Ya hemos visto durante cinco días qué es lo que se llevará la próxima temporada de otoño-invierno, pero ¿qué es lo que sucede antes, durante y después de un desfile?, ¿Qué es lo que los asistentes no ven?.cuv3 se ha colado entre bambalinas y te desvela los detalles.

Dentro del backstage todo son nervios, prisas y ganas. Muchas ganas de que todo salga perfecto. Así, antes del desfile de Amaya Arzuaga, las modelos que ya están preparadas son llamadas por una empleada de la organización para que se coloquen en un orden determinado dentro de la fila.

Y es que cada diseño tiene su lugar en el show. La directora de peluquería de L’Oréal en MBFWM, Beatriz Matallana, se encarga de dar los últimos retoques para que las maniquíes estén perfectas. “¡El labio de la primera a la última!”, ordena la directora de maquillaje a una de las trabajadoras.

Entre tanto aparece Arzuaga, que ya ha terminado de hacer el fitting. Sus amigos le desean suerte y ella solo puede pensar en que empiece ya. “¿Son bonitos los colores, verdad?”, pregunta la diseñadora en un intento de calmar sus nervios.

Los fotógrafos, en el pasillo

De pronto se apagan las luces, el desfile ya va con retraso y hay que darse prisa. Se dan los últimos retoques en los ojos y se avisa a todos los fotógrafos que no se pongan en el pasillo para que las modelos puedan ir al vestuario y ponerse el siguiente look. La creadora está la primera de la fila con un cepillo con el que repasa el bajo de un pantalón.

Desde dentro se oyen los aplausos y la música comienza a sonar. Las modelos deben salir ya a la pasarela. Cuando por fin se han mostrado todos los diseños, las tops son colocadas para el carrusel, y es entonces cuando empiezan a salir y se oyen los aplausos. Parece que la colección ha gustado. Las maniquíes vuelven aplaudiendo y felicitan a la diseñadora, que se abraza con Cuca Solana, la directora de la Fashion Week. Sin duda, es otro gran éxito para Amaya Arzuaga.

Nervios en el desfile de Andrés Sardá

En el desfile de Andrés Sardá las cosas no son distintas. Nuria Sardá, la hija del diseñador, quien se puso al frente de la marca en 2008 no puede evitar estar nerviosa pero a la vez ilusionada.

Las tops ya están colocadas en fila y preparadas para salir. De nuevo se suceden los retoques de maquillaje y peluquería. Todo debe estar perfecto para que la colección más sexy y provocativa de la MBFWM salga a escena.

Las modelos se miran unas a otras la lencería que llevan puesta. Y les encanta, pero no hay tiempo para que la comenten porque las luces se han apagado y la música suena. Así que salen a la pasarela y muestran los nuevos diseños de Sardá. Una vez terminado el desfile, la creadora sonríe y es que todo ha salido como debe ser. Otra vez desde el backstage se oye una ovación, el show ha salido perfecto y ya solo queda esperar hasta septiembre para ver las próximas propuestas de lencería de la diseñadora catalana.

(Más información en el Título de Moda de Villanueva)

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.