Matilde Asensi “Leía el Quijote para que se me pegara esa forma de hablar”

Autógrafo de Matilde Asensi para cuv3

Matilde Asensi es ya un fenómeno de la literatura española. Con más de veinte millones de lectores y nueve libros en el mercado, es considerada un best-seller del siglo XXI. La escritora visitó Madrid para celebrar el éxito de su libro, La conjura de Cortés (editorial Planeta), que pone fin a la trilogía del Siglo de Oro.

No fue una presentación corriente, debido a que su grupo de fans “los cocodrilos” acudieron al acto en Madrid vestidos con una camiseta naranja, y la regalaron muchas sorpresas, entre ellas una canción, compuesta por el más joven de los presentes, Nacho, de dieciséis años. La emoción y los aplausos conquistaron a la sala gracias a la simpatía y naturalidad de la autora.

Cuv3 tuvo la oportunidad de asistir a la presentación para hacerle una entrevista a la escritora, y salió del acto con un autógrafo especialmente dedicado.

Pregunta: ¿Por qué escribir una trilogía?

Respuesta: Cuando yo dije que quería escribir una trilogía, los cielos se abrieron, porque parecía la cosa más terrorífica del mundo. Llegué a escuchar palabras como “en España no se sabe lo que es una trilogía”. Entonces, yo dije: si no saben lo que es, pues que no se preocupen, que van a enterarse. Yo decía que mi trilogía no sólo no se iba a hundir, sino que iba a ir hacia arriba. Ahora mismo, al margen de las cifras, que son impresionantes, estoy muy contenta, pero no sólo por el número de libros vendidos, sino porque sé que os ha gustado y esa es la clave.

P: ¿Y por qué el Siglo de Oro español?

R: Yo no pretendía nada con la trilogía. No tenía la intención ni de explicar el Siglo de Oro, ni hacer una clase magistral de nuestra historia, ni nada por el estilo. Lo que sí ha pasado es que yo he aprendido mucho escribiendo esta trilogía, no sé si del Siglo del Oro, porque yo en realidad yo no le llamaría el Siglo de Oro, sino el siglo de la miseria. Pero he aprendido mucho de América, de la colonización, de que lo hicimos bastante bien dentro de lo que cabe, de que no fuimos unos asesinos que asaltaron imperios y masacraron indígenas, y sobre todo, me ha encantado descubrir algo que no va a pasar a la historia oficial, porque la capacidad que tenemos los escritores de cambiar el programa de estudios del Ministerio de Educación es bastante relativa.

P: ¿Cómo ha podido escribir con ese lenguaje al que no está habituada?

R: Escribía con mucha dificultad. El truco era muy fácil, empezaba leyendo un poco de El Quijote o de Guzmán de Alfareche. Mi preferido era el Quijote porque es verdaderamente divertido, es un libro que hay que desmitificar, es el libro que todo el mundo que dice que ha leído pero en realidad nadie ha leído, porque “es un rollo impresionante”. Pero es que no es un rollo impresionante. Te ríes mucho, hay escenas fantásticas que yo no conocía. Una vez que notaba que se me había pegado esa forma de hablar, revisaba lo del día anterior y empezaba a escribir. ¿Voy a repetir la experiencia alguna vez? No, porque no estaba libre ni suelta.

P: Sus libros son muy cinematográficos, ¿por qué no le han ofrecido una película?

R: El día que me propongan algo aceptable, se verá. Siempre me preguntan lo mismo, desde mi primera entrevista y me encantaría que así fuera, ver mis libros en televisión o en el cine, pero tiene que ser algo que engrandezca y respete al libro y no algo que no me guste ni decepcione a mis lectores. Algo que yo pueda manejar. Como no me vale todo, no puedo dar mi obra y que me la destrocen.

P: Al ser una escritora de prestigio, ¿no le da vértigo pensar que no puede fallar?

R: Yo siempre tengo miedo de que no guste. Para mí el miedo a fallar es muy grande, yo no tengo en mi carácter lo de dormirme en los laureles y pensar que está todo conseguido. Creo que mi trabajo se empieza a hacer cada vez como si fuera el nuevo.

P: Es la primera autora española que interactúa con sus fans a diario y tiene una relación muy cercana…

R: Gracias a las redes sociales, hemos creado una comunidad muy grande. Muchos de los que han venido hoy tienen una cuenta propia en Twitter con personajes de mis libros. Hay de todas las edades, hemos pasado muchas cosas juntos y me lo paso muy bien con ellos; me lo paso tan bien que saben que les tengo que dejar cuando empiece a escribir el siguiente libro. Soy absolutamente feliz haciendo lo que hago, y no puedo compartirlo mientras lo estoy escribiendo.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.